Un mal momento para el juez Rolando Toledo durante la presentación de un libro

El debate reabierto sobre la legitimidad de los jueces del Superior Tribunal de Justicia, designados luego de la reforma constitucional de 1994, sin pasar por el sistema de concursos establecido por la nueva letra de la carta magna provincial, se está expandiendo de tal modo que suceden cosas inesperados en lugares impensados.

Algo de esto le ocurrió a uno de los ministros del Superior Tribunal de Justicia, Rolando Toledo, quien quedó con la tez más rojiza que de costumbre en la noche del jueves, cuando una persona lo escrachó mientras participaba de la presentación de un libro.

Sorpresa en la noche

El episodio se produjo en el local de Librería de la Paz, ubicado sobre la avenida 9 de Julio, junto a la sede del Instituto de Seguridad Social. Cerca de las nueve de la noche se desarrollaba el acto de presentación de una obra sobre mediación judicial. Frente al público, la reunión era gobernada por una mesa en la que estaban la autora de la obra, otra profesional y Toledo.

La actividad se desarrollaba según lo previsto, hasta que desde la vereda llegó un hombre delgado, con pantalón vaquero y campera azul, y desplegó con sus manos una cartulina en la que se podía leer un texto escrito a mano con un marcador: "Toledo juez inconstitucional".

La persona, que en ningún momento tuvo expresiones groseras ni gestos violentos, se dirigió al público para fundamentar su protesta, recordando que Toledo, ex ministro de Angel Rozas y amigo personal del ex gobernador radical, fue designado como juez del tribunal más importante de la provincia sin rendir concursos de antecedentes y oposición, como ordena la Constitución.

Tras un par de minutos, el manifestante se retiró. En los rostros de Toledo y las dos abogadas que lo acompañaban en la mesa se podían ver las huellas de contrariedad dejadas por el escrache. Luego, la presentación continuó.

Hasta ayer a la tarde, ningún sector había reivindicado la acción. Por eso, se ignora si la persona actuó por iniciativa propia o como parte de una organización política, gremial o social.

Comentá la nota