¡Qué momento, Farizano!

Es una semana clave para las definiciones políticas del intendente. No solo tiene pendientes cuestiones de gobierno importantes, sino una resolución explícita sobre las candidaturas K ó anti-K que implican las elecciones para renovar bancas en la Cámara de Diputados el 28 de junio.
Apenas han pasado tres meses y medio del año, pero la acumulación de cosas a resolver y la enorme volatilidad de la política argentina le han planteado al intendente de la capital neuquina, Martín Farizano, un dilema tras otro para resolver.

Con buen ánimo, y en consonancia con la consigna del último programa de gobierno anunciado (las prácticas aeróbicas del "movete!"), Farizano se ha acomodado a las circunstancias, pero también es cierto que las circunstancias lo rodean y presionan cada vez más.

Desde lo estrictamente atinente a la gestión, es indudable que hay temas a resolver que no se resuelven y molestan por acumulación. El más importante de ellos es el del transporte público, tal vez la licitación más importante del año. Unido a este va la cuestión del estacionamiento medido, con una empresa (ALTEC) que ya no quiere saber nada con Neuquén y se retira. Y pegado a estas licitaciones, con el enorme problema del tránsito como denominador común, está la parsimonia burocrática provincial y nacional con el tercer puente, la obra que más contribuiría a solucionar los embotellamientos y colapsos de las calles capitalinas.

Sin embargo, lo que más incomoda en estos días es la cuestión electoral. Porque Farizano tiene pendiente de resolución la fecha de las elecciones municipales, pero también una definición sobre los candidatos a diputados nacionales.

Su propio partido, el radicalismo, lo conmina a encolumnarse tras la figura del candidato Horacio Quiroga, un radical K de la primera hora que ha devenido anti K furioso en el mismo proceso que protagonizó Julio Cobos. El Justicialismo, por su parte, lo cuenta como uno de los más importantes referentes que respaldará una lista favorable al gobierno de Cristina Fernández.

Curiosamente, los dos partidos –unidos hasta ahora en la Concertación neuquina, y particularmente en la gestión Farizano- definirán este sábado. La UCR en su convención, que proclamará a Quiroga candidato; y el PJ en su Congreso provincial, que definirá la política de alianzas con vistas al 28 de junio: en esa estrategia, pretende sumar a Farizano, con el argumento de que en realidad el intendente ya se sumó, cuando fue en febrero a la convocatoria que hizo en su momento Oscar Parrilli.

¿Hacia dónde moverá Farizano?

Comentá la nota