"El momento más difícil ya lo estamos pasando"

El delegado de la intervención de UOCRA, Carlos García, se refirió a la serie de reuniones que mantuvo durante toda la semana con funcionarios y directivos empresariales, con el objetivo que se reactive la obra pública en Santa Cruz.
El panorama en la construcción durante el receso invernal no fue alentador. Horas atrás una promesa de reactivar la obra pública desactivó un reclamo que amenazaba trasladarse a las rutas. Lo mismo ocurrió la semana pasada en Caleta Olivia, al otro extremo de Santa Cruz.

Al compromiso de la realización de las 1.000 viviendas para Santa Cruz que obtuvo el Gobernador Peralta en Buenos Aires al entrevistarse con el ministro de Planificación Federal Julio De Vido, se sumó la lenta reactivación de la temperada tras los meses estivales.

Pero hay otras grandes obras pendientes que mantienen aún la expectativa del sector, entre ellas la construcción de las represas de Cóndor Cliff y Barrancosa o el interconectado nacional en su tramo final. En pleno desarrollo, se aguarda el momento de mayor ocupación laboral en la megausina de Río Turbio.

De estos y otros temas habló ayer con TiempoSur uno de los delegados interventores de la UOCRA de Río Gallegos, Carlos García, quien en las últimas horas participó de encuentros con el ministro de Gobierno, Carlos Barreto; el presidente del IDUV, Arq. Andrés De Santis, y el jefe de Gabinete, Pablo González.

Las obras

El propio gremialista indicó que las reuniones tuvieron como objetivo destrabar algunos planes que ya estaban para la firma.

García especificó que a partir de las gestiones del Ejecutivo Provincial, se confirmaron las 36 viviendas que va a construir la empresa Gancedo en la que se incorporarán entre 40 y 50 trabajadores entre el lunes o martes.

También las 40 viviendas del Barrio Municipal, que serán 10 construidas por ACRI, otras 10 para la constructora Gallo y 20 realizará Rodalsa. En estas obras se incorporarán otros 35 obreros.

Asimismo, el delegado interventor aseveró que la propia UOCRA inició la construcción de la obra social en la calle Alcorta, donde se demolerá el actual edificio y se construirá uno nuevo, que tendrá una atención médica primaria con cinco consultorios y una sala de odontología. La obra la concretará Gancedo.

"Para la semana que viene tenemos pendiente el tema del Hospital de Piedra Buena que saldría con fondos de la Nación que si logramos que se destrabe, tendríamos otros 35 obreros de esa localidad, y 20 ó 30 de Puerto Santa Cruz que fueron dados de baja hace tiempo", indicó.

Trabajo local

Más adelante, Carlos García informó que mantuvo reuniones con directivos de la empresa Isolux Corsán, que se encarga de la construcción de la megausina de Río Turbio.

"Nos pusimos de acuerdo en algunas cosas sobre cómo serán los ingresos; yo particularmente a partir del 15 me voy a instalar dentro de la usina donde pondré a funcionar el cuerpo de delegados a medida que vayan ingresando los trabajadores", dijo y añadió que se habla de un grueso de obreros de 700 aproximadamente.

En tanto, el gremialista manifestó que mantuvo otra reunión en este caso con directivos de la empresa Techint que licitará parte del interconectado en su tramo final.

"Una de las primeras cuestiones que le planteamos a la empresa es respetar la Ley de 70 por ciento de mano de obra local y 30 de afuera", dijo sobre los cupos de trabajadores, excepto que no haya especialización local y tenga que buscar en otro lugar.

Por su parte, al ser consultado por la falta de precisiones respecto del comienzo de las obras de las represas de Cóndor Cliff y la Barrancosa, García indicó no tener novedades sobre las mismas, aunque reiteró la expectativa que poseen en que estas comiencen. Sin embargo, reconoció que la crisis económica ha retrasado emprendimientos de estas características por sus altos costos.

"Por lo pronto, algunas están comenzando como la de Río Turbio, y también esperamos que se comience cuando antes con el interconectado", dijo más adelante.

Preocupacion

El delegado fue abordado por el continuo malestar de los obreros de la construcción, por los despidos y el atraso del comienzo de las obras, lo que motivó que estuvieran a punto de emprender medidas hace escasos días atrás.

Al respecto, García expresó que "toman con preocupación desde hace mucho tiempo el tema de la obra pública, durante todo lo que resta de este año la crisis ha impactado a la industria de la construcción".

"El momento más difícil que es el de la temporada invernal ya casi lo estamos pasando en la ciudad, no lo hemos pasado de la mejor manera posible, pero ha existido menor falta de trabajo que años anteriores", sostuvo para finalizar.

Comentá la nota