Momento crucial para medir la temperatura del MPN

Este sábado Sobisch intentará mostrar su capacidad de movilización en Zapala. No puede descartarse una candidatura de Sapag: hay sectores que trabajan en ello. Otros proponen una negociación para hacer lista única y renovar realmente la conducción partidaria. Es un momento clave para el partido provincial.
La interna del Movimiento Popular Neuquino (MPN) terminará de tomar temperatura a partir de este sábado, cuando el sobischismo concrete el acto más ambicioso que ha encarado desde que su referente principal, Jorge Sobisch, dejara el gobierno y la presidencia del partido.

El acto se realizará en el Tiro Federal, en Zapala, y los organizadores prevén juntar unos 4.000 concurrentes. Mitad de la capital neuquina, mitad del resto de la provincia, en un operativo prolijamente preparado, con planillas, base de datos, vehículos individuales y colectivos, responsables de áreas, en fin, la típica organización de un acto sobischista.

Diga lo que diga Sobisch en su discurso –se prevé una alusión a la situación social de la provincia, y una convocatoria a fortalecer y respaldar al gobierno y las instituciones de la provincia- el peso de la repercusión estará dado en gran medida por la cantidad y calidad de asistentes.

Esto ha generado una fuerte expectativa, tanto entre simpatizantes como entre detractores. Y particularmente en el actual oficialismo en el gobierno, que debe decidir una actitud más clara respecto de la renovación de cargos partidarios.

El candidato ya lanzado para competir con el sobischismo, Guillermo Pereyra, ha estado en la última semana muy ocupado en sus tareas sindicales. El episodio de violencia en 25 de mayo, en La Pampa, y la negociación para el acuerdo que se firmó el jueves para mantener los puestos de trabajo y las inversiones en el sector petrolero, insumieron sus energías.

Hasta ahora, la postulación de Pereyra, y la posibilidad de que se comience a impulsar la candidatura del propio gobernador, Jorge Sapag, se suman a la actitud de quienes impulsan una negociación para integrar una lista de unidad que haga innecesaria la contienda interna, en el mapa político más inmediato del MPN.

La posibilidad de que finalmente se postule Sapag para presidir el partido desde el propio gobierno no puede descartarse. Hay sectores del oficialismo que ya la impulsan. Por ejemplo, el concejal Hugo Rauque ya anticipó que se peticionará esa candidatura en un acto que está previsto realizar el próximo 12 de diciembre.

La posición de no hacer internas sino negociar la integración de una lista, incluso prescindiendo tanto de Sapag como de Sobisch, como fórmula pretendidamente ideal para terminar una “confrontación histórica” y renovar la conducción partidaria, ha sido alentada por el diputado nacional José Brillo.

Brillo trabaja desde hace tiempo en conformar un espacio propio en el seno partidario, y desde allí impulsar su candidatura a gobernador, para el 2011 o para las siguientes, según se den las circunstancias y el desarrollo de su propuesta.

Lo cierto es que a partir de este sábado, se podrá tener una idea más acabada del pulso del mapa político provincial, ya que la interna del MPN es seguida con atención (mucha) desde los otros partidos políticos.

Comentá la nota