Molini: “El Gobierno no cumple ni con la palabra ni con lo que firma”

Roberto Molini, productor, director de Federación Agraria y senador bonaerense de la Coalición Cívica, fustigó con fuerza al gobierno nacional por los incumplimientos de los acuerdos firmados con la producción agropecuaria en lo que respecta a leche, exportaciones de carnes y trigo.
“Se firmó un acuerdo para liberar 550 mil toneladas de res con hueso y no sólo que no se cumple sino que tenemos que soportar que la ONCCA saque alegres comunicados, donde mezcla todos los números y da por superados los volúmenes acordados; cuando es justamente culpa de todas las absurdas trabas que han puesto para exportar que no se han alcanzado esas cantidades. Que dejen de lado la política meramente comunicacional y se pongan a trabajar en serio en una política ganadera”, expresó el senador.

Y, por otro lado, agregó: “Se firma un acuerdo para que al productor triguero le llegue el precio pleno y hoy no se les ocurre ninguna forma de mezclar numeritos para sacar otro comunicado para justificar semejante transferencia en desmedro de los productores”.

Para Molini, el incumplimiento del acuerdo lechero es doblemente grave: “Primero, porque la que puso la firma y su palabra fue la propia Presidenta de la Nación (Cristina Fernández de Kirchner); y segundo, con los precios que se están pagando hoy se está llevando al quiebre a la mayoría de los tamberos bonaerenses”.

“De un peso por litro que fue el ‘Acuerdo de Olivos’ firmado con la industria láctea, hoy los productores lecheros no llegan a 70 centavos, y los plazos se alargaron de 15 a 30 días. Llega la época de la confección de silos que cuestan tres mil pesos por hectárea y la preparación y compra de pasturas. Ambos aumentaron un 30 por ciento desde el año pasado, y la leche bajo un 30 por ciento. En estas condiciones es imposible producir, sumado a la gran sequía que afecta a todo el país”, expresó Molini.

“Las fábricas PyMEs queseras están abarrotadas de quesos y no se puede exportar, ya que el precio internacional bajó un 60 por ciento y el Estado mantiene aún las retenciones. Por otro lado, la leche en polvo, de U$S 5.000 la tonelada, se desplomó a U$S 1.600, y el Gobierno, que sólo se quedó con un 50 por ciento de retenciones en la época de bonanza, hoy no devuelve ni un peso de lo recaudado”, aseguró el legislador de la Sexta sección electoral. (www.agencianova.com)

Comentá la nota