Molina Punta: Balestra culpó a las lluvias por entregar viviendas sin energía

Julio Balestra, interventor del INVICO, se defendió de las críticas mediáticas. Aclaró que se les avisó a los futuros residentes del nuevo barrio que no iban a tener energía al momento de ceder las llaves. Aludió el problema que a que la Dirección Provincial de la Energía, Dpec, no pudo trabajar en tiempo y forma por las reiteradas precipitaciones. Y que el martes por el feriado no podían hacer la interrupción del servicio en la ciudad para enganchar a la red ese sector habitacional.
En contacto con la periodista Cristina Vicentin el interventor del Instituto de la Vivienda de Corrientes, INVICO; Julio Balestra, se defendió de los ataques mediáticos que informaron una entrega de viviendas en el Molina Punta sin energía eléctrica. Señaló como uno de los principales factores que incidieron a las precipitaciones constantes que hicieron que la Dpec no pudiera cumplir con sus tareas en tiempo y forma.

Es más, ahondó en que los futuros residentes sabían que iban a recibir las llaves y no tendrían el servicio energético el día de la entrega.

Balestra se excusó en el argumento de que ya sabían desde el organismo que preside que iban a tener "distintos grados de complejidad" en ese sector de la ciudad, consecuencia que la unidad habitacional debía encontrar espacio, tanto para las casas como para los servicios.

Algo que no sucedió con el barrio Ponce, porque era todas obras del INVICO, mientras que en el Molina Punta había que hacer lugar no solo para las casas sino también para los servicios de luz y agua, en terrenos que no dependían del órgano de vivienda.

"Hubo un diluvio, que tuvo un impacto fuerte porque impedía que la Dpec trabajara de manera normal", sobre todo en lo referente a la instalación de los palos que llevarán el recurso eléctrico.

Para el funcionario, esto no debería asombrar porque los futuros habitantes ya sabían que iban a radicarse sin el recurso energético, consecuencia que como se les iba a entregar un día feriado, es decir el último martes, la Dpec no iba a cortar la energía en la ciudad para enganchar al barrio a la red.

Aunque, según él, ya para este miércoles iban a empezar a conectar, previo trámite personal que tiene que hacer cada uno de los habitantes de las viviendas, con las actas del INVICO, en la Dirección Provincial de Energía. "Esto es así tanto para el de luz como para el servicio de agua. Por eso antes de empezar el acto aclaré y la dije si querían que se les entregaran igual, y la respuesta fue siiiii. Imagínese como no iba a ser así si estas viviendas estaba pensado entregarse en el primer semestre de 2008" resumió su argumentación el funcionario que se va del Instituto con la gestión de Arturo Colombi.

Comentá la nota