Molina le exige a Carrión “que reflexione antes de hablar”

El concejal de Zelaya le pidió al intendente “que se compre un perro porque se va a quedar solo”. “Zúccaro va a tener el doble de amigos cuando deje de ser intendente, y nada ni nadie le va a impedir que cumpla su sueño de caminar tranquilo por las calles de Pilar”, salió al cruce el legislador provincial.
Como si los golpes propinados por sus propios pares contra el edil acusado de vender terrenos fiscales, Héctor Carrión, no fueran suficientes, se sumó el legislador provincial José Molina.

Molina, siempre ajeno a las polémicas, y sobre todo si se suscitan en el seno de la política vernácula, salió duramente al cruce de las declaraciones de Carrión, quien le recomendó a Zúccaro “que se compre un perro porque se va a quedar sin amigos”.

Molina, decidido a intervenir en la contienda, pero sin dejar de lado “la diplomacia”, exigió a Carrión que “reflexione” antes de hablar.

“El intendente ya tiene un perro y no necesita otro; pero además tiene muchos amigos y cuando deje de ser intendente va a tener el doble de amigos y nada ni nadie le va a impedir poder cumplir su sueño, que es poder caminar por las calles de Pilar junto con su nieto”, rechazó Molina, en diálogo con Pilar de Todos.

“Eso es una demostración de honestidad y transparencia en su labor, como cuando fue concejal durante 12 años y recibía a más de 50 personas por día y las atendía sin cobrarles nunca”, agregó Molina, en referencia a la profesión de médico que ejerció Zúccaro durante varios años.

Las palabras de Molina buscan desactivar una andanada de críticas de Carrión que nadie sabe a ciencia cierta en donde va a terminar, además de constituirse en un paredón en donde los cuestionamientos encuentren un rebote. Rebote que, al parecer y según Zúccaro, no se dio con el debido tiempo y fuerza en el Concejo Deliberante.

Comentá la nota