Molesto por el impacto electoral, Kirchner apuntó contra la prensa

Molesto por el impacto electoral, Kirchner apuntó contra la prensa
Aludió a la cobertura periodística. Y por la seguridad, criticó a jueces y funcionarios.
Bajo el impacto de la dura derrota electoral que sufrió el domingo en Catamarca, el ex presidente Néstor Kirchner afirmó ayer que el peronismo "logró mantener su porcentaje histórico" en esa provincia. También hizo reiteradas alusiones a la cobertura de esa elección realizada por Clarín. Y en otro capítulo de su discurso lanzó críticas a funcionarios y jueces por el controvertido tema de la inseguridad.

Kirchner se mostró enojado en un acto partidario que encabezó en el partido bonaerense de Tres de Febrero --y después de anticipar que iba a ser "políticamente incorrecto"--, dedicó varios minutos a este diario. "Clarín, hablá con la verdad, decile la verdad a los argentinos, qué te pasa Clarín", se despachó con ironía.

Más distendido, al bajar del escenario el ex presidente afirmó: "Hicimos una muy buena elección en Catamarca" donde "el partido de gobierno sacó 19 puntos menos (que en la elección pasada) y nadie dijo nada". En Catamarca, el peronismo "unido" a instancias de Kirchner, que sumó a referentes como Ramón Saadi y Luis Barrionuevo, cayó derrotado por casi 10 puntos por el Frente Cívico y Social, encabezado por la UCR y cercano ahora al vicepresidente Julio Cobos.

"Clarín hace una campaña contra el Gobierno", afirmó luego a los periodistas. Ante una pregunta de este diario, Kirchner agregó que en Catamarca "la Coalición Cívica sacó 3 puntos y el PRO 2, y nadie lo dice".

Kirchner defendió la alta exposición que tuvo en esa provincia -donde puso el cuerpo en el cierre de la campaña del peronismo-- y aseguró que "como titular del PJ, voy a ir hasta el último pueblito para apoyar a este movimiento transformador".

Kirchner también sostuvo que su esposa Cristina enfrenta como presidenta --y lo atribuyó a la debacle económica mundial-- una crisis "más difícil" que la que le tocó a él cuando llegó a la Casa Rosada en 2003. Y pidió a los empresarios "que ganen un poquito menos si es necesario pero no hay que perder ni un empleo" en la Argentina. Además, fustigó a sectores de la oposición que emparentó con el gobierno de la Alianza, "los que se escaparon en 2001 y son los que hoy nos quieren decir que hay que hacer frente a la crisis".

Por otra parte, se refirió a la inseguridad en la provincia de Buenos Aires y en una aparente alusión a Felipe Solá, se preguntó "cómo algunos que les tocó gobernar esta provincia hoy se quieren convertir en rectores". Le apuntó también a funcionarios que no identificó que "salen a hablar sólo cuando hay cámaras", y sostuvo que "pueblo, policía y justicia tienen que salir a trabajar juntos por la seguridad".

Antes, había hablado el intendente Hugo Curto. La incursión del ex presidente en Tres de Febrero hace a la estrategia oficialista de apuntalar el bastión bonaerense donde en las elecciones de octubre se jugará el futuro del proyecto político de los Kirchner. Cristina tiene tres actos previstos en el conurbano entre hoy y el jueves. Pero Kirchner no quiso confirmar su candidatura por la Provincia: "No hablamos de arquitectura electoral", afirmó mientras repartía besos entre la gente.

Comentá la nota