Molestia por la repercusión del mensaje del Papa

Había hablado de corrupción y pobreza
LISBOA (De un enviado especial).- Fue el tema más comentado en el avión presidencial durante las dos horas y media que duró el viaje de Roma a esta ciudad, para acudir a la XIX Cumbre de Iberoamericana de Presidentes. Cristina Kirchner y la mayoría de los miembros de la comitiva estaban muy molestos con la prensa, que reflejó el pasaje en que anteayer el papa Benedicto XVI sostuvo: "La consecución de la paz, en efecto, requiere también la lucha contra la pobreza y la corrupción".

Las palabras del Sumo Pontífice fueron pronunciadas ante las presidentas de Chile y de la Argentina, Michelle Bachelet y Cristina Kirchner, respectivamente, en un encuentro en el Vaticano para conmemorar los 25 años de la firma del tratado de paz entre ambos países, que se alcanzó gracias a la mediación de Juan Pablo II.

Pocos en la comitiva argentina se animaron a plantear el enojo presidencial en público, pero ayer era un secreto a voces que Cristina Kirchner estaba sumamente molesta porque, según su interpretación, "fue sacada de contexto esa frase del Papa", dijeron funcionarios del Gobierno que se encuentran en Portugal.

Ayer, cuando la Presidenta salió de una reunión con los empresarios iberoamericanos (de lo que se informa por separado), la diputada kirchnerista Patricia Vaca Narvaja rompió el silencio: "Los medios que limitaron el mensaje papal a la lucha contra la pobreza y la corrupción vinculándolo con la Argentina son mínimamente mediocres o, en tal caso, manipuladores y tergiversadores de la verdad".

La diputada del Frente para la Victoria se quejó de que los medios tengan "una mirada mediocre de todo". Indicó que si el Vaticano hubiera tenido esa imagen de la Argentina, no hubiera invitado a la presidenta argentina y a su par de Chile para conmemorar la firma de un tratado de paz, y añadió: "Mucho menos hubiera puesto una placa recordatoria en la Casina Pío IV con las firmas de Cristina Kirchner y de Michelle Bachelet", destacó Vaca Narvaja.

Otros funcionarios de la comitiva presidencial comentaban: "Los únicos medios que destacaron ese pasaje fueron Clarín y LA NACION". A la vez, hubo más de un integrante de la comitiva que expresó que los diarios de Chile no habían reflejado en forma tan relevante los tramos referidos a la corrupción y a la pobreza. También mencionaron que "esa lectura tiene que ver con un posicionamiento editorial" de los medios argentinos. El Gobierno insistió en que el mensaje papal sólo puede ser leído como un recordatorio del valor que la Iglesia le otorga a una mediación por la paz.

Luego del mensaje del Papa en la Sala Clementina del Vaticano, en la que reflejó su preocupación por la corrupción y la pobreza, fueron llamativos los esfuerzos de funcionarios de la Casa Rosada en querer explicar a la prensa que Benedicto XVI se refería a la lucha contra la corrupción y a la pobreza "a nivel global" y que no se estaba refiriendo específicamente a las realidades políticas y sociales de Chile y la Argentina.

Comentá la nota