MOLESTA A LA DIRIGENCIA RURAL CAMBIOS EN CONTROL DE GRANOS.

Primero fue la Carta de Porte y ahora el gobierno apuesta a un nuevo sistema de registración de comercialización de granos, que pasará a estar bajo el control de la Administración General de Ingresos Públicos (Afip).

"Esto marca el ánimo concentrador de instrumentos que tiene el gobierno", dijo el delegado en Entre Ríos de la Federación Agraria Argentina (FAA), Alfredo Bel, quien consideró que "esta nueva modalidad complejiza la comercialización". La implementación de este nuevo esquema "tiene un doble interés del Estado: primero el fin recaudatorio por todos los medios, y luego la confrontación y el castigo al sector", señaló Bel. "El gobierno sólo quiere recaudar y confrontar con el campo", sintetizó.

Hasta el momento, el control lo hacían las Bolsas de Cereales "y sin ningún costo", explicó el dirigente y en tal sentido detalló que "lo mismo pasó con las Cartas de Porte, sistema que marchaba verdaderamente bien y ya no funciona más".

De ahora en más, "los productores van a necesitar de contadores u otros intermediarios para realizar los trámites que se hacen a través de Internet y esto no va a ser gratuito", agregó.

Sobre esto, el dirigente aseguró que "actualmente –y con este nuevo sistema más aún-, el 95 por ciento de los productores necesariamente tienen que acudir a alguien particular que brinde este servicio y para eso se debe pagar".

Por último, destacó el desacuerdo de la entidad con esta medida del gobierno y sostuvo que "esta nueva modalidad no ayuda y sólo complejiza la comercialización".

Comentá la nota