Mohín adusto del Senado por las cuentas de Arturo

La Cámara alta tiene previsto sesionar hoy y definir un tema central: el balance de la ejecución presupuestaria del año 2006. El expediente tiene despacho favorable de la Comisión Bicameral Revisora de Cuentas, pero su aprobación no está garantizada. Algunos senadores todavía dicen tener dudas.
Seis votos estarían garantizados a favor de las cuentas. Los de Portela, Wetzel, Picó, Paseto, Simonetti y González.

La Cuenta General de Inversión del ejercicio financiero del año 2006 tendrá hoy nuevo turno en el Senado. El expediente, que hace más de un mes consiguió despacho unánime y favorable de la Comisión Bicameral Revisora de Cuentas, forma parte del temario obligatorio que esta mañana debería desarrollar la Cámara alta. De todos modos la resolución final del cuerpo es todavía una incógnita debido a que la oposición ligó la definición de su voto a una última reunión que se realizará hoy mismo en la previa del cónclave oficial.

El balance del primer año de gestión de Arturo Colombi, que salió con algunas observaciones pero también con despacho unánime y favorable de la Comisión Bicameral, podría tropezar hoy si es que la oposición no logra despejar dudas sobre dos puntos del expediente, según adelantaron ayer varios legisladores.

Se trata de cuestiones más bien formales pero que hacen oscilar el voto circunstancialmente mayoritario entre la observación y el rechazo. El oficialismo, por tanto, necesitado de una aprobación, no tiene margen más que para intentar, en la reunión de labor parlamentaria, algún acercamiento que permita encolumnar al cuerpo detrás de su postura.

En algo, de hecho, ya están de acuerdo: en que las Cuentas de Inversión tienen fallas de forma, pero que no exhibe irregularidades mayormente graves, salvo que hoy surja alguna cuestión hasta ahora inadvertida.

Por lo pronto y según se adelantó en los últimos días, la votación general podría arrojar un resultado adverso, aunque se trata de una resolución que configura una opinión política del cuerpo que todavía debe pasar por la Cámara de Diputados.

Las cuentas del año 2005, las últimas que dejó Ricardo Colombi antes de abandonar el sillón de Ferré, siquiera fueron observadas con la comisión mixta integrada por senadores y diputados. Se aprobó en el Senado pero luego se rechazó parcialmente en la Cámara de Diputados.

Habrá que ver entonces que sucede hoy en la Cámara alta, donde la cosa parece estar dividida en dos grandes grupos. Seis legisladores votarían por la aprobación y siete por la observación, aunque todo depende de cómo se desarrolle esta mañana la última reunión de consenso que tendría lugar tras la audiencia pública prevista para revisar el pliego de una candidata a jueza.

El senador nuevista Horacio Colombo dijo en los últimos días que existen elementos que no fueron revisados y que por lo tanto existen algunas dudas, razón por la cual sostuvo que no será descabellado plantear algunas observaciones al balance. De hecho fue así como salió de la Comisión Bicameral, con algunas correcciones para evitar en el futuro vicios en cuanto a la presentación de los números.

Comentá la nota