Modificarían partidas para pagar sueldos y aguinaldos

"Estamos analizando utilizar el artículo 61 de la Ley 2141 (Ley de Administración Financiera) que nos permite tomar fondos de otras partidas", informó Esther Ruiz.
Neuquén > El gobierno de la provincia modificaría partidas presupuestarias para poder hacer frente al pago de sueldos y al medio aguinaldo a la administración pública el mes que viene, según informó ayer la ministra de Hacienda de la provincia, Esther Ruiz.

En consonancia con lo expuesto por el gobernador Jorge Sapag en reiteradas oportunidades, la funcionaria recordó las dificultades financieras que tiene el Ejecutivo, vinculadas no sólo con el pago de haberes sino también con la deuda que se mantiene con los proveedores del Estado, con quienes se estarían cancelando en los próximos días compromisos correspondientes a febrero.

En diálogo con la prensa en el aeropuerto de Neuquén, Ruiz afirmó que el Tesoro provincial no tiene los recursos suficientes para afrontar los sueldos y aguinaldos de junio, que éstos últimos se pagarán de manera desdoblada con los haberes y que su cartera está trabajando en pos de mejorar los ingresos provinciales ampliando la moratoria impositiva.

"Estamos analizando utilizar el artículo 61 de la Ley 2141 (Ley de Administración Financiera) que nos permite tomar fondos de otras partidas", dijo la ministra. El artículo en cuestión determina que "el Poder Ejecutivo o los funcionarios autorizados al efecto podrán disponer la utilización transitoria de fondos para efectuar pagos cuando, por razones circunstanciales o de tiempo, deba hacerse frente a apremios financieros. Dicha autorización transitoria no significará cambio de financiación ni destino de los recursos y deberá quedar normalizada en el transcurso del ejercicio, cuidando de no provocar daño en el servicio que deba prestarse con fondos específicamente afectados, bajo responsabilidad de la autoridad que lo disponga".

Ruiz reconoció que "los incrementos salariales" otorgados al sector estatal "llevaron la masa salarial muy arriba y eso nos complica el pago a proveedores".

Según información suministrada por la Subsecretaría de Ingresos Públicos y que fue publicada por este diario la semana pasada, en lo que va del año la provincia percibió 40 millones de pesos menos que lo presupuestado, producto en gran medida por la caída de la recaudación, a lo que se sumó una baja de los ingresos por tributos nacionales.

El gobierno de Sapag diseñó el año pasado una serie de medidas de reforma fiscal tendientes a aumentar la recaudación provincial que contemplaban aplicar el impuesto de Ingresos Brutos a actividades que en la actualidad no tributan, como la construcción y los profesionales independientes que trabajan de manera asociada. Incluso la Subsecretaría de Ingresos Públicos ya había estimado para 2009 los ingresos que Neuquén iba a recibir gracias a esta reforma. Pero a raíz de la crisis y la baja en la actividad económica, estas medidas quedaron congeladas hasta tanto se comiencen a revertir las variables.

La ampliación de la moratoria anunciada ayer por Ruiz sería, por ahora, la única medida en este sentido.

Comentá la nota