Modificarán el presupuesto para reforzar los controles

El oficialismo considera que es necesario aumentar las partidas destinadas a Control Público, para garantizar el cumplimiento de las ordenanzas votadas durante el último período. También se cambiará la estimación pensada para Educación, con el objetivo de aumentar las becas municipales.
Por Mauro Geninetti, (Redacción LA OPINION). - El oficialismo sorprendió ayer durante el análisis del presupuesto municipal 2010 y propuso una modificación de lo enviado por el Ejecutivo para reforzar dos áreas que considera claves para el próximo período.

La estimación de gastos y recursos fue discutida por el Concejo junto a un grupo de funcionarios municipales encabezados por el Jefe de Gabinete, Mario Rossini. Mientras se respondían algunas dudas de la oposición, Luis Castellano planteó la necesidad de sumar partidas para mejorar los controles municipales y respaldar el programa de becas.

El edil argumentó que, tras la reciente aprobación de una serie de ordenanzas, se abren muchos desafíos para el año próximo. A las obligaciones ya existentes se sumarán las demandas en el control de venta de alcohol a menores y boliches. "Sin recursos, no hay señal política. Acá se requiere más gente y equipamiento", puntualizó.

Hasta ahora, el texto enviado por el Ejecutivo contempla la renovación de 2 móviles para la GUR y 8 motos: 2 para esa fuerza y 6 para Control Público. Si bien no se avanzó en el detalle de la propuesta, y en el valor de las partidas a asignar, es muy probable que se busque incrementar esta cantidad de móviles prevista.

Además, el objetivo es dotar de mayores posibilidades de acción a la brigada especial de control de boliches que todos los fines de semana viene trabajando de manera conjunta realizando Control Público y la policía.

El otro punto donde el PJ considera necesario hacer énfasis es en la Secretaría de Educación. "Cumplir con la obligatoriedad de la secundaria, es el otro desafío que se nos presenta. Pensar un aumento progresivo del sistema de becas, también es pensar en la seguridad", expresó Castellano.

Desde hace un tiempo, el Ejecutivo viene desarrollando un programa de acompañamiento económico y social destinado a los adolescentes más vulnerables de la ciudad. Esto es lo que se persigue reforzar.

El oficialismo se comprometió a ir delineando esta propuesta en los próximos días y a definir de dónde saldrán los recursos con los cuáles se beneficiarían estas áreas.

De todas maneras, no existe mucho margen para los cambios. Incluso, desde la Secretaría de Hacienda aseguran que un futuro aumento salarial o una caída en la recaudación, pueden llegar a ocasionar un serio desajuste financiero.

Es por eso que, según se dijo, el presupuesto municipal se irá ejecutando bajo la premisa de que "lo primero que no se hace es lo que no estoy obligado a hacer". Es decir, cumplir con los servicios y pagar sueldos. Eso ya parece ser todo un desafío.

Comentá la nota