Modificarán la asistencia a la educación privada

Se trata de remesa de 50 millones de pesos que "se recortarán o incrementarán". El ministro Tobares dijo que el desafío para 2009 es evitar la deserción estudiantil.
El 2009, anticipó el ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, será un año de "profundos cambios" en la estructura educativa de la provincia.

El funcionario dijo que el desafío será "trabajar en la currícula de la escuela secundaria", en el marco de una reforma global.

En ese contexto, antes del inicio del ciclo lectivo se resolverá una reestructuración de los fondos que van a la educación privada. Habrá reducciones y aumentos, según la realidad de cada escuela.

Para motorizar los cambios que anticipó Tobares, el ministerio sufrirá cambios en su estructura, con caras nuevas.

La principal será la de la ex diputada provincial Cristina Storioni, que comandará un área de coordinación con rango de subsecretaría (ver aparte).

El ministro, quizás el de mayor presencia en el primer año de la gestión, afirmó que el desafío para la educación provincial en el 2009 será lograr la permanencia de los estudiantes en la educación formal.

En ese contexto, si bien habrá trabajo en todos los niveles, la reforma en la currícula de los secundarios será esencial.

"Será en todos los niveles, pero en el secundario es donde me parece que tiene que haber un debate más profundo, porque se está dando un debate federal que requiere una discusión a nivel provincial", destacó Jorge Tobares

En ese contexto, el ministro remarcó además que el ámbito para las discusiones "deberá ser un reflejo de la comunidad educativa neuquina" y que será ineludible que el ámbito sea el Consejo Provincial de Educación (CPE).

"El ámbito natural para la discusión es el CPE. Creo que hay que jerarquizarlo para que cumpla con el mandato constitucional, no sólo en lo formal", señaló Tobares, que al inicio de la actual gestión señaló las grandes deudas que arrastraba el cuerpo colegiado.

Respecto de la situación de los colegios privados, Tobares destacó que, al igual que la escuela pública, cumplen "una función social", pero discriminó entre las diferentes problemáticas que enfrentan y que, en ese marco, algunos son mucho más rentables que otros.

Incrementar o reducir

"La ley faculta al Poder Ejecutivo para revisar los porcentuales, para incrementar o reducir según las variables que informen las mismas escuelas, como la matrícula o el costo de las cuotas", explicó el ministro durante la charla que mantuvo con este diario.

Lo cierto es que, según los números que maneja Educación, en total el sector privado se disputa alrededor de 50.000.000 de pesos por año.

"Hay escuelas que generan recursos interesantes, pero otras que no tanto. Entonces buscaremos ser equitativos" indicó Tobares.

La situación se definirá en la primera quincena de febrero, según los informes que eleven las escuelas.

El objetivo será diferenciar entre aquellas que asisten problemáticas sociales y cobran cuotas reducidas de aquellas que, con matrículas pequeñas, el monto mensual para acceder a ellas es alto y podrían sostenerse sin la ayuda del Estado, fue elocuente el ministro.

Comentá la nota