Dos modelos, dos provincias, en una todavía es promesa, en otra está funcionando

En Córdoba y San Luis se anunciaron casi al unísono. Era la época en que el gobierno nacional había puesto límites a la exportación cárnica para que los precios no se dispararan.
Ambas provincias anunciaron la creación de dos centros de faenamiento. El de San Luis iba a concretarse -no podía ser de otra manera- como un mega emprendimiento que proveería al país carne "Marca San Luis", según se decía en aquellos días. Se ubicaría en Fraga. En Córdoba, a unos kilómetros al este de Río Cuarto. La planta de faena cordobesa está funcionando hace tiempo. La fuerza de los hechos.

En San Luis, el propio gobernador la anunció en la Legislatura. Luego, desde el ministerio que comanda el joven Lavandeira dieron los detalles.

Pero, como hubo "estudios" que nadie mostró, pero que fueron citados al efecto, se decidió que en lugar del mega emprendimiento para las carnes Marca San Luis situado en Fraga, era mejor hacer plantas frigorífricas en distintos puntos de la provincia.

A no ser que se hayan inaugurado en silencio, para no entorpecer la campaña electoral y estar de acuerdo con las leyes vigentes, no se supo más de ellas, al menos en el plano constructivo.

Quienes viajen a la provincia mediterránea, pasando Río Cuarto, por la ruta nacional 8 podrán ver la planta cuyas fotos ilustran este artículo.

"Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar". Si a alguien le suena esto...

Comentá la nota