Modelo Chubut: La empresas reciben ayuda del estado

Las empresas textiles y de transportes de Chubut que demostraron encontrarse en una situación de crisis fueron incorporadas al Programa Anticíclico Laboral creado por el gobierno por lo que, durante seis meses, el Estado les pagará 600 pesos por cada trabajador. Suman 136 empleados a los que se agregarán otros 150 de las firmas FIPASA y Cerámica San Lorenzo (ver aparte) que, anunció el gobierno, también recibirán este beneficio.
Las textiles Foderami con 11 trabajadores y Lacotex con 23 más las transportistas Mar y Valle, con 50 empleados, y 28 de Julio, con 52 trabajadores, son algunas de las empresas que comenzaron a recibir el beneficio. Las resoluciones N°69, N°210, N°202 y N°203 de la Secretaría de Trabajo de Chubut incorporan a las empresas mencionadas a los beneficios que establece el "Programa Fondo Anticíclico Laboral" contemplado en el decreto de necesidad y urgencia firmado por el gobernador Mario Das Neves a fines de 2008 y transformado luego en ley por los legisladores provinciales.

La iniciativa destina dinero a los empresarios por un período de seis meses que, en el caso de FODERAMI comenzó a regir desde el 1° de febrero pasado y del resto a partir del 1° de junio.

EN CRISIS. La normativa precisa que la asistencia está "destinada exclusivamente a trabajadores que presten su labor en empresas y/o sectores privados en proceso de declinación económica o áreas geográficas en crisis, y que tiene por objeto brindar una ayuda económica a las empresas que se encuentren en tal situación, evitando así para los I trabajadores, los efectos negativos que se puedan producir respecto a sus relaciones de empleo".

Además obliga a las empresas a cumplir con los pagos de salarios y aportes y contribuciones y le prohibe realizar suspensiones y/o despidos de trabajadores, "sin justa causa o invocando causas de declinación o crisis económica, durante el transcurso del beneficio acordado".

SAN LORENZO Y FIPASA. Además de las firmas textiles y de transportes mencionadas, y cuyas resoluciones fueron difundidas oficialmente, el gobierno de Chubut también resolvió ayudar ante la crisis a otras dos empresas: Fibras Patagónicas SA (FIPASA) y Cerámica San Lorenzo (sobre esta última ver aparte).

"Después de una semana de una labor fuerte del secretario de Trabajo y el subsecretario (Jerónimo García y Gustavo Contreras, respectivamente) en el ámbito de Cerámica San Lorenzo y de la textil FIPASA de Dolavon ya le estamos aportando programas que se amoldan a sus situaciones y que hacen que las empresas tengan por unos meses sostén para no caer en default y falta de pagos", informó el ministro de Coordinación de Gabinete, Pablo Korn.

FIPASA es una planta textil radicada en Dolavon que tuvo dificultades en oportunidades anteriores, cuenta con 80 trabajadores y, según lo anticipado por Korn, en el mismo ministerio de Trabajo de la Nación se estudia su caso encuadrado como de "agotamiento financiero".

Además de las posibles decisiones políticas que pudieran tomarse en la órbita nacional, el funcionario confirmó que FIPASA será encuadrada también en el Fondo Anticíclico Laboral, "por un período de tres meses tendrá un programa específico para el sostén porque ha logrado demostrar la situación de crisis".

PREOCUPACIÓN DE TRABAJADORES. La incorporación a este beneficio del 90% de las empresas textiles del valle fue confirmada por el secretario general del gremio textil AOT, Sergio Cárdenas, quien consideró que , si bien el escenario "está demasiado calmo", existe preocupación entre los trabajadores.

El sindicalista reconoció que la ayuda económica del Estado a las empresas "acompañó a que la cosa se tranquilice y los compañeros tengan una relativa calma en este momento" pero anticipó que presentarán un nuevo reclamo de recomposición salarial aclarando que se encuentran en estado de alerta y movilización.

Comentá la nota