Moccero reformularía la escala salarial y no daría ningún aumento

Roberto Palacio, que asumiría como Jefe comunal mañana, le informó a Rubén Allende que se mantendrán reuniones de gabinete hoy por la mañana, mientras que se reuniría con el Sindicato al mediodía o por la tarde.
Igualmente, trascendió que no habría aumento. Los municipales siguen advirtiendo que las consecuencias de lo que se anuncie serán responsabilidad del Intendente y de los concejales oficialistas, ya que al menos avalan por omisión.

Los trabajadores municipales pasaron su segundo fin de semana acampando en la Plaza San Martín y la de hoy es la decimoquinta jornada de protesta en procura de una recomposición salarial del 30%. Si bien los trabajadores demuestran entereza y tranquilidad, quienes pueden leer entre líneas saben que bien puede graficarse a la situación que viven como una ?olla a presión?, la cual puede explotar en cualquier momento y frente a la más mínima declaración intimidatoria.

Y han sido varias y reiteradas las declaraciones intimidatorias en los últimos días, desde las salidas radiales del intendente Ricardo Moccero tratando de explicar que la situación presupuestaria es muy difícil y que no tiene dinero para afrontar un nuevo aumento salarial, hasta las notas en las que divulga cifras con las cuales los municipales no coinciden y señalan que son ?dibujadas? para no admitir que hay dinero ?escondido? en las denominadas partidas con afectación de obras, las cuales son de casi imposible concreción... pero tiene dinero destinado a tal realización.

La esperanza del trabajador municipal está centrada en la jornada de hoy, habrá mucha acción tanto en el Palacio Municipal como en la Plaza San Martín, todos aguardan expectantes lo que suceda en la reunión de Gabinete de esta mañana. Pero, ¿surgirá un ofrecimiento que satisfaga a los trabajadores municipales?

Quienes conocen al intendente Ricardo Moccero aseguran que no habrá una oferta superadora, que hará cambios técnicos que no influirán en nada al bolsillo del trabajador, no implicará ni un solo peso en más para mantener sus familias. Esta situación puede ser determinante, porque semejante frustración puede alterar los ánimos, hoy contenidos entre ellos mismos y que pueden liberarse ante cualquier imprudencia.

"No aceptamos ningún ofrecimiento que esté debajo del 30%", expresan en la Plaza San Martín los trabajadores municipales y es más, consideran a la comisión directiva del STM, que preside Rubén Allende, como el instrumento para negociar con el Ejecutivo municipal, pero las decisiones se toman en la asamblea y ésta se muestra muy dura e intransigente, situación a la que se llegó fruto del mal trato y desconsideración del intendente Ricardo Moccero.

Prácticas ?non santas?

El intendente Ricardo Moccero, en esta oportunidad, optó por utilizar ciertas radios de la ciudad para ir informando a los trabajadores cuál es su pensamiento. Esta situación genera un marcado deterioro de lo que es la ?mesa del diálogo?, aquel espacio en el que discuten y debaten las partes. El STM considera que esta práctica es ilegal, razón por la cual harán tal planteo en la mañana de hoy ante la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo, organismo que está a cargo de Julio Zaballa.

Fundamentalmente, los dos últimos posicionamientos públicos de Ricardo Moccero predispusieron aún peor a los municipales. En primer lugar, el sábado hizo publicar en ?La Nueva Radio Suárez? un comunicado (que no llegó a la Redacción de Nuevo Día), en el cual se expresa que "hoy sábado desde las 7:30, se llevaron adelante varias reuniones para definir el pago escalonado de los sueldos de agosto de los empleados municipales" y agregaba que "por primera vez en 13 años nos vemos con esta problemática, de no contar con los recursos regulares de recaudación para poder afrontar la totalidad de los sueldos, cargas sociales, IOMA, IPS, proveedores, etc., situación que la habíamos advertido en el mes de febrero".

Seguidamente, se expresaba que "en las audiencias del día jueves en La Plata, se logró sincerar el sistema de recaudación por coparticipación. La información dice que al día de la fecha estamos recibiendo 1.4 millones de pesos en menos, (baja de la recaudación provincial), unos 300 mil pesos por la eximicion del impuesto inmobiliario rural a los productores agropecuarios y fundamentalmente porque estamos pagando el ajuste salarial que otorgamos a partir de febrero, sin estar contemplado en el presupuesto, que nos insumió 2.153.800 pesos en los primeros 7 meses del año".

Sostiene Moccero en ese comunicado que "si los concejales de la oposición hubiesen dado quórum, tendríamos 1.3 millones de pesos en el año para afrontar los defasajes de sueldos, si estas cosas no hubiesen sucedido, estaríamos holgadamente pagando los sueldos, proveedores y seguiríamos con la obra pública, lamentablemente no fue así. Que la población, con los números en mano, saque sus propias conclusiones de la responsabilidad que nos cabe a cada uno".

Como puede advertirse, el Jefe comunal no hace referencia a las denuncias de falta de combustible en Vialidad, a los gastos innecesarios en un área de prensa que no condice con épocas de crisis como la que se está viviendo y tampoco asume como mala administración el déficit enorme que tiene el Frigorífico Municipal de Huanguelén, sólo por hacer referencia a tres cuestiones puntuales. Desvía la discusión y no asume errores propios, de esta manera es muy difícil que se llegue a un acuerdo, que haya coincidencias.

Pero hay más, después de una comunicación telefónica que mantuvo Rubén Allende con Roberto Palacio, quien adelantó que hoy recibiría el Intendente al sindicato, trascendió que es intención de Ricardo Moccero volver a reformular la escala salarial.

Como se ha dicho hasta el cansancio, hoy el básico de un trabajador municipal en su nivel más bajo, el 17, es de 776 pesos. Ahora bien, es intención del Jefe comunal eliminar cuatro niveles de la escala salarial y que sea la 13 la categoría más baja, con lo cual el básico menor se ubicaría en 1.240 pesos, cuarenta pesos más que el establecido por el Gobierno nacional como salario mínimo, vital y móvil.

Esto es un maquillaje, que en nada beneficia a los trabajadores municipales, porque como bien ha dicho el Intendente a partir de febrero último, cuando se arregló otra recomposición salarial, aquellos municipales que estaban en los niveles 14 y 15 fueron pasados a la 13. Es decir, suben el básico pero sin que nadie reciba un peso.

Si esto llega a suceder, si éste es el ofrecimiento, las consecuencias pueden ser lamentables, esperemos que los gobernantes sean más inteligentes y le ofrezcan a los trabajadores una real recomposición salarial, si bien no será la esperada al menos permitirá seguir conversando, pero ya con Roberto Palacio, que por licencia de Moccero se hará cargo del Ejecutivo mañana, en un acto que se formalizará en el Despacho del Intendente.

La población espera que prive la cordura y el respeto por parte de los gobernantes, ya que los trabajadores han demostrado estar a la altura de las circunstancias. Esta es una historia sin un final aún.

Comentá la nota