Moccero busca oxígeno para su alicaído gabinete municipal

Algunas decisiones ya son parte del proyecto de Presupuesto para el año próximo, pero los acontecimientos vividos el viernes en el Palacio municipal seguramente lo han hecho pensar en otros necesarios cambios, como por ejemplo en Servicios Públicos y en el área de Salud.

La situación financiera por la que atraviesa la comuna de Coronel Suárez y los últimos acontecimientos que ocurrieron en torno al conflicto que el Ejecutivo aún mantiene con los trabajadores municipales, han planteado a Ricardo Moccero la necesidad de modificar su equipo de colaboradores más directos, nos referimos al Gabinete municipal.

El desgaste sufrido por los secretarios y directores en el reciente conflicto gremial es notorio, ya no hay respeto por parte de los trabajadores hacia algunos de sus superiores, fruto de los roces que se han producido de ambas partes en los últimos 77 días.

El intendente Ricardo Moccero ya había decidido algunos cambios, que seguramente los iba a hacer público el próximo 10 de diciembre, cuando comience a transitar sus últimos dos años de mandato y, seguramente, es su intención recuperar la imagen y prestigio que fue perdiendo en los últimos años y que se hizo evidente en la última elección, que pese a ganarla dejó en claro que sólo el 28% considera que su gobierno es viable; es decir, pese a que hay quienes leen el resultado de otra manera, sólo tres de cada diez suarenses avalan la gestión de Ricardo Moccero.

Con la excusa de economizar en sueldos y en estructura, el Jefe comunal ya introdujo modificaciones en el Gabinete a partir de la elaboración del proyecto de presupuesto de gastos para el ejercicio 2010, porque decidió unificar las secretarías de Gobierno y Seguridad, siendo Ernesto Manuel Palenzona el responsable de ambas tareas. Quien actualmente se desempeña como secretario de Gobierno, el agrimensor Ernesto Moccero, quien tuvo un nivel muy bajo de exposición pública y cuya tarea no tuvo gran relevancia, quizás por el carácter fuerte del Intendente que considera que todas las decisiones deben pasar por sus manos, que habrá de jubilarse a la brevedad.

Es poco probable que Ernesto Moccero se haga cargo del Instituto Cultural, donde ya es una realidad que la artista plástica Susana Dos Santos, de buen desempeño en el área, no regresará al cargo después de dos meses de licencia. Es sabido y público que mantiene diferencias irreconciliables con el hermano del Intendente, el hoy empresario mediático Gustavo Moccero, quien estaría haciendo lobby para regresar el mismo al cargo, si es que hay alguna obra no cultural para realizar, o en su defecto trabajará para poner a alguien de su confianza al frente de la política cultural de Coronel Suárez, con el objetivo de mantener el status quo que él supo construir.

Algunos dejaron trascender que el reemplazo podría ser la esposa del funcionario que se jubila, Susana Cincotta de Moccero, quien tiene una buena relación con la esposa de su primo, Laura Schron, empleada del municipio que estuvo varios meses de licencia y que cuando quiso regresar a sus tareas habituales en el área de Cultura fue su titular la que se opuso y estuvo deambulando por diferentes sectores, pero en ninguno quedó como efectiva; por lo tanto, esta podría ser una posibilidad: que el tándem Susana Cincotta ? Laura Schron se hagan cargo de la política cultural suarense.

Otro rumor que ocupó la consideración pública en las últimas semanas es que el actual director de Deportes, Osvaldo Lezica, dejaría su cargo, ya habría acercado su renuncia, según dicen, su reemplazo sería la concejala electa y profesora de educación física Rosana Ordóñez. Es sabido también que en la función pública no hay ?súper hombres?, no es que Lezica vaya a volver a la actividad privada, no? es empleado municipal y se quedaría en la Dirección de Deportes, pero bajo las órdenes de Ordóñez. Por otro lado, quienes concurren a las sesiones del Concejo Deliberante, habrán podido observar que esta mujer asiste a todas las reuniones, seguramente para interiorizarse en la función, lo que hace pensar que tiene intenciones de asumir su cargo electivo, pero los rumores parecen ser ciertos, sólo habrá que esperar algunas semanas más.

Dos funcionarios muy desgastados

Otro de los cambios que serían instrumentados a partir de la sanción y puesto en vigencia el nuevo Presupuesto es el pase de Inspección Municipal del área de Servicios Públicos al de Seguridad, que se fusiona con la Secretaría de Gobierno. ¿Cuánto terreno y poder ganó Palenzona en los últimos meses?

Ahora bien, después del prolongado paro activo y los constantes roces que tuvo Francisco Franco con los trabajadores municipales, se duda sobre si podrán reestablecerse las relaciones o se habrán roto definitivamente. Después de lo ocurrido el viernes, la ?cadena de mando? (como le gusta decir a Franco), ¿responderá a las órdenes del Secretario?, es difícil saberlo. En principio, todos los trabajadores que ocuparon el viernes el hall le pidieron la renuncia a Francisco Franco o, mejor dicho, le pidieron por favor al Intendente que lo reemplace. Sabido es que Ricardo Moccero no es de los hombres que actúan bajo presión, por lo tanto es poco probable que tome la decisión de pedirle la renuncia, pero el mantenerlo debilitará aún más su ya alicaída gestión de gobierno. La gente no le responderá al Secretario, habrá enfrentamientos, ?pases de factura?, después del paro activo quedan en ambos lados resentimientos y la práctica aconseja ?cuando esto ocurre- oxigenar el cargo reemplazando funcionarios, algo que difícilmente ocurra.

Otra área conflictiva será la de Salud. También el viernes le exigieron las enfermeras que reemplazara al secretario de Salud, Rogelio Urizar, quien tuvo enfrentamientos constantes con sus subordinados, no supo manejar la situación, no fue piloto de tormentas, sino que más bien pretendía apagar los incendios con ?nafta? y es por ello que hoy la mayor parte de los trabajadores del Hospital desean un ?golpe de timón?. En las últimas semanas, se supo que serían pocas más las sesiones del Concejo Deliberante que presidiría el Dr. Daniel Muschong, quien ya tendría decidido volver a ocupar la Secretaría de Salud, fundamentalmente porque tendría la ?venia? del personal del Hospital Municipal ?Raúl Alfredo Caccavo?.

Ahora, ¿qué sucederá con la Directora del nosocomio? Tiene tantos problemas con el personal como el Secretario de Salud, pero es una incógnita lo que vaya a suceder en ese cargo, será responsabilidad de Daniel Muschong encausar a la funcionaria o buscarle reemplazo, que quizás sería lo más apropiado.

En el Concejo Deliberante

El próximo 10 de diciembre asumen los 8 concejales electos el pasado 28 de junio. Por el lado de la oposición no hay sorpresas, asumirá Guillermo Urruti por Unión Pro, Hugo Bilbao y Héctor Dalmau harán lo propio por el Partido del Progreso Social, que seguramente unificarán bancas con el Partido Justicialista, mientras que Guillermo Sol y Guillermo Recalde conformarán el bloque del radicalismo. Pero, ¿qué sucederá en el oficialismo?

Esta es la gran incógnita, Daniel Abot repite convencido en lugar público donde se lo aborde que ?está abierto de todo?, pero en realidad nadie puede interpretar esa frase, ¿asumirá su banca o no? Todo indicaría que no, pero habrá que esperar.

¿Qué sucederá con Rosana Ordónez? ¿Asumirá y después irá a la Dirección de Deportes? Todas incógnitas, pero frente a esta realidad algunos que estaban como suplentes ya se están, al menos, probando el traje de concejal. Si se concreta la presunción de muchos que Daniel Abot era un candidato testimonial, asumiría Raúl Maldonado, pero como éste ocupa el cargo de delegado de la localidad de Huanguelén le dejaría el honor de integrar el Concejo Deliberante a Ana Lía Pogost; pero, si Ordóñez opta por la Dirección de Deportes se produciría otra vacante, que la cubriría quien iba sexto en la lista Santiago Favre, el dirigente de la Catac que estuvo muy cerca del Ejecutivo en los más de setenta días de paro, incluso anunciando que si la situación lo requería iban a poner los camiones para recolectar la basura. Son especulaciones, pero tienen cierto asidero, lo cual se develará el 10 de diciembre.

Pero además, habría cambios en los que aún tienen dos años de mandato, porque si Daniel Muschong va a la Secretaría de Salud, ¿quién lo reemplazaría? De hecho, como ha ocurrido recientemente, lo haría Pedro Schroh, pero éste se ganó una banca en las últimas elecciones, por lo cual le deja su lugar a la siguiente en la lista, pero es Rosana Ordóñez... que iba octava, por lo tanto ingresaría la primer suplente, Ana Lía Pogost... que tendría una banca si se produce lo que adelantamos en la lista de 2009, por lo tanto Cristian Diez estaría en condiciones de asumir como concejal.

Puestos a reflexionar se puede afirmar que los cambios que han trascendido no modifican de raíz una gestión de gobierno, que es lo que está exigiendo la población, es más de lo mismo. Nada se habla de acortar los gastos eliminando un área improductiva como la de Prensa o la de Relaciones Institucionales, que tan mala imagen le ha generado al intendente Ricardo Moccero, como tampoco se habla de recortes en determinadas partidas presupuestarias que se intuye son trajes a medida para algunos funcionarios, que manejan discrecionalmente los recursos de todos los suarenses, beneficiando a proveedores amigos. De esto no se habla, la población espera un cambio por el bien del distrito y se espera, como ya lo han dicho los opositores al Gobierno nacional, que los próximos dos años sean los mejores de la Gestión Moccero, porque el beneficiado será el pueblo, el cual ya ha aprendido que es perjudicial que un gobernante se eternice en el poder.

Comentá la nota