El mobiliario será otro de los reclamos a Oporto.

Sin muebles: en Pilar están faltando 180 aulas completas.
Entre los pedidos que las autoridades educativas pilarenses le harán al ministro de Educación bonaerense, Mario Oporto, estará incluido la falta de mobiliario para las escuelas del distrito.

Según confirmó días atrás a El Diario el consejero escolar Darío Pascual, un sondeo realizado por él entre las escuelas durante los últimos días del 2008 dejó como resultado el preocupante número de 180 aulas faltantes en los establecimientos de todo el distrito.

Cabe recordar que en el ámbito educativo se considera "aula" al conjunto de quince mesas y treinta sillas, más allá de la cantidad de alumnos que entren en cada recinto.

Por tal razón, la escasez de mobiliario no será la excepción este año para el inicio del ciclo lectivo.

Si bien para paliar la situación, Pascual señaló que el Consejo Escolar está en condiciones de aportar diez aulas que tiene guardadas y de reparar aproximadamente veinte en todas las escuelas, creen que es factible que al menos les otorguen otras veinte desde la Dirección General de Escuelas.

Aunque está claro que entre lo que falta y lo que puede conseguirse hay una diferencia importante, desde el sector educativo se cree que con 50 aulas más antes del inicio del ciclo lectivo, sería una gran solución.

A su vez, las autoridades hicieron hincapié que en la falta de mobiliario mucho tiene que ver la manera en que se trata a los elementos de la escuela, e insistieron con que tanto el docente, auxiliares, alumnos y padres, son parte del sistema y también deben bregar por el cuidado del mobiliario.

"El 2009 va a ser un año difícil. Tenemos problemas, va a ser un inicio de clases complicado, tendremos muchos inconvenientes y va a faltar espacio físico, pero hay que ponerle el pecho", ya advirtió Pascual días atrás.

Comentá la nota