El mito del declive de Estados Unidos

Por Andrés Oppenheimer

MIAMI.-El anuncio sobre el Premio Nobel de la Paz para el presidente Barack Obama me sorprendió tanto como a todos ustedes. Pero lo que me sorprendió aún más fue el resultado de una encuesta dado a conocer unos pocos días antes, que decía que Estados Unidos se ha convertido repentinamente en el país más admirado del mundo.

De hecho, cuatro días antes de que el Comité del Nobel otorgara el premio a Obama por sus esfuerzos para reducir las armas nucleares y promover la paz, una encuesta de Anholt-GFK Roper realizada entre más de 20.000 personas de las Américas, Europa, Asia y Africa colocó a Estados Unidos en primer lugar entre las naciones con la mejor "marca país" del mundo.

El año pasado, la misma encuesta -conocida como el Indice Marca País de Anholt-GFK Roper- había determinado que Alemania era el país con mejor imagen del mundo, y Estados Unidos estaba en el puesto número 7. En la encuesta, realizada en 20 países, se le pregunta a la gente qué imagen tiene de 50 naciones en varias categorías, incluyendo sus exportaciones, su cultura, su gente, su paisaje y su gobierno.

En un diálogo telefónico que le hice un día antes del anuncio sobre el Premio Nobel de la Paz, el fundador de la encuesta, Simon Anholt, me dijo que la elección de Obama como primer presidente afroamericano de su país obviamente ha contribuido a cambiar la imagen de Estados Unidos.

"No se trata tan sólo de cómo se ve al gobierno de Estados Unidos: el país sale mejor parado en prácticamente todos los rubros de la encuesta -me dijo Anholt-. La categoría que subió más fue la de «gente», lo que significa que el mundo les ha perdonado a los estadounidenses el haber elegido una segunda vez a George W. Bush."

Anholt agregó: "Hasta la percepción de la belleza del paisaje de Estados Unidos ha subido este año. El paisaje de Estados Unidos ha vuelto a ser lindo´´.

Entre los países latinoamericanos, el que tiene mejor imagen este año es Brasil, que ocupó el puesto número 20, seguido por la Argentina (puesto 23), México (28), Chile (38), Perú (39), Cuba (44), Ecuador (46) y Colombia (47).

Con la excepción de Brasil, todos los países latinoamericanos están por debajo de Rusia y China, y casi todos ellos van a la zaga de Egipto, la India y Polonia.

Los expertos coinciden en que la marca país es cada vez más importante en una economía global, porque la gente compra productos o decide visitar los países según la imagen que tiene de ellos. Los consumidores están dispuestos a pagar sumas considerables por un Mercedes-Benz en parte porque el automóvil tiene la etiqueta de "hecho en Alemania" y no pagarían lo mismo por un auto fabricado en un país del Cuarto Mundo, señalan.

Lo más interesante es que la nueva encuesta sobre las marcas país y el premio Nobel de Obama se dieron en un momento en que todo el mundo decía que Estados Unidos se estaba derrumbando como superpotencia mundial. Apenas unos días antes, la decisión del Comité Olímpico Internacional de asignar los Juegos Olímpicos de 2016 a Río de Janeiro, a pesar del esfuerzo personal que hizo Obama por ganar esa asignación para Chicago, llevó a muchos analistas políticos a interpretar la noticia como un síntoma de la pérdida de influencia de Estados Unidos.

El dólar

Lo mismo ocurrió tras la reciente decisión del G-20 -el club de las economías más grandes del mundo- de conceder mayor peso a países como China, la India y Brasil en las decisiones económicas mundiales y tras el pronóstico del Banco Mundial de que el dólar estadounidense perderá gradualmente su fortaleza ante las monedas de los países emergentes.

Y otro tanto ocurre periódicamente cuando llegan los resultados de exámenes internacionales que muestran que los estudiantes asiáticos superan a sus pares estadounidenses en matemáticas y ciencias. La interpretación, en todos estos casos, es que Estados Unidos está cayendo en picada.

Mi opinión: soy un poco escéptico sobre la opinión generalizada de que Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en una ex superpotencia.

La economía estadounidense todavía es más grande que la suma de las tres economías que le siguen. Y si uno toma en cuenta el resultado de la nueva encuesta de marca país de Anholt-GFK Roper, el premio Nobel de Obama y, tal vez lo más importante, el hecho de que casi todos los ganadores de premios Nobel de física, química y medicina que se anunciaron la semana pasada fueron otorgados a estadounidenses, hay que llegar a la conclusión de que este país todavía tiene cuerda para un buen rato.

Todas las superpotencias en algún momento dejan de serlo y Estados Unidos no será la excepción. Sin embargo, no estoy convencido de que eso ocurra de la noche a la mañana ni de que vaya a pasar en el futuro inmediato.

Comentá la nota