La mitad de los taxis no tiene cinturones de seguridad atrás

Muchos pasajeros admiten que igual no los usan. Pese a ser una falta grave, los usuarios dicen que al viajar atrás el riesgo es menor y los conductores no exigen su uso. Según la Comuna, en caso de detectar la infracción la multa es para el taxista.
Pese a que en los últimos años creció la conciencia sobre la importancia del uso del cinturón de seguridad en los asientos delanteros, la costumbre aún no se trasladó a los asientos traseros. No existen controles específicos, y además muchos consideran que para los que viajan atrás los riesgos son menores. Y sin dudas donde menos se los usa es en los taxis: un estudio realizado por una ONG reveló que más del 50% de los taxis que circulan por la Ciudad no poseen cinturones en los asientos de atrás.

Se trata de un elemento vital para amortiguar las consecuencias de un choque, pero además su uso es obligatorio, según las leyes de Tránsito nacional y porteña. El estudio fue realizado por Luchemos por la Vida. Sobre un total de 420 vehículos observados, sólo 208 contaban con cinturones, y 146 con cabezales de seguridad.

Además entrevistaron a más de 60 choferes: "Casi un 30% de los taxistas dijeron que el cinturón en el asiento trasero no es necesario. También aseguraron que casi no se hacen multas", detalló Alberto Silveira, de Luchemos. Así se vulnera una norma que prevé sanciones de entre $ 50 y $ 500.

El cinturón es un elemento de seguridad indispensable. "Minimiza las chances de que en un choque los ocupantes salgan despedidos por el parabrisas o las puertas", explicó Maximiliano Horwitz, licenciado en accidentología y prevención vial.

La última vez que se organizó un gran operativo para detectar el uso de los cinturones de seguridad traseros en los taxis fue en octubre de 2004, cuando en un solo día se labraron más de 2.000 multas.

Quizá en un futuro los choferes ni tengan que preocuparse por pagar multas, porque gracias a un polémico acuerdo entre la Comuna y el gremio, los conductores las cancelarían con viajes comunitarios, no con dinero. De todas formas, la situación con los castigos podría cambiar la semana que viene: es que el Gobierno porteño confirmó que les comenzará a retirar los registros a todos los conductores, particulares o profesionales, que cometan faltas graves, entre ellas el no uso del cinturón.

Los taxistas no exigen su uso y la gente tampoco se los coloca espontáneamente. Clarín charló con un grupo de taxistas que paran por Florida y Córdoba. Juan José Suárez, a bordo de un Fiat Siena, contó que nunca le sugiere a un pasajero que se coloque el cinturón: "La gente está muy nerviosa, lo único que me falta es que se bajen ofendidos", dijo. Pancho maneja un Peugeot al límite de lo permitido, modelo 98: "Yo tengo los cinturones originales y cada vez que voy a la revisación técnica los tengo que buscar porque quedan escondidos atrás de los asientos. La verdad es que nadie los usa".

En la misma esquina, algunos usuarios explicaron, entre otras excusas, que no usaban los cinturones porque "es incomodísimo", "en el asiento de atrás el riesgo es menor" y hasta un "me da asco ponerme un cinturón que usa cualquiera". A tono con estas opiniones, en la Asociación de Taxistas de Capital (ATC) aseguraron: "Los choferes no tenemos la responsabilidad por lo que hagan los pasajeros. El responsable es el Estado que hace las normas, la Policía que controla y la gente, que sabe que el cinturón es un elemento de seguridad pero no lo usa". Pero en el Gobierno porteño aseguraron que los choferes sí son responsables. Además, deben responder en caso de accidentes (ver Responsabilidad....).

El coordinador de licencias de taxis de la Dirección General de Transporte de la Ciudad, Jorge Matanic, también opinó: "En la práctica, los cinturones de seguridad se van deslizando y se pierden entre el asiento y el respaldo. No hay mala intención de los taxistas. Por otro lado, hay muy poca cultura respecto a su uso. Si detuviéramos 100 taxis para chequear si se usa o no, sin dudas más del 90% de los pasajeros no lo llevaría puesto. Pero los autos tienen que tenerlo, sino los verificadores no les permitirían seguir circulando".

Comentá la nota