La mitad de los 700 muertos en Gaza son mujeres y niños

La mitad de los 700 muertos en Gaza son mujeres y niños
Son datos de la ONU y otras entidades. Los chicos también sufren un gran estrés.
Cerca de la mitad de los casi 700 muertos palestinos que dejó hasta ahora la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza son mujeres, niños y adolescentes, según datos de la ONU y de varias organizaciones humanitarias que trabajan en zona. Fuentes médicas estiman que en los 13 días que llevan las operaciones ya murieron unos 220 menores de 16 años.

Entre los casi 3.000 heridos que causaron los bombardeos israelíes también hay una enorme porción de chicos, aunque no se difundieron cifras exactas.

Hace pocos días, las mujeres y niños significaban entre un 35 y un 40% de las víctimas fatales, afirmó ayer en Jerusalén una portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Pero esa proporción aumentó drásticamente desde el sábado pasado, cuando Israel lanzó la invasión terrestre de la Franja de Gaza, en apoyo a la campaña aérea iniciada el 27 de diciembre, denunció. Es que ahora los combates se producen en zonas habitadas.

A su vez, el jefe de los servicios de emergencia de la Franja de Gaza, Muawiya Hassanein, informó que casi una tercera parte los palestinos muertos, es decir, casi 220, son menores de 16 años.

La organización británica Save the Children también estimó en más de 200 los chicos fallecidos en la Franja. "La cifra confirmada de niños muertos hasta ayer (por el martes) era de 101. Pero hoy el ministerio de Salud palestino está reportando que son 205. Aún no podemos confirmarlo, pero es muy probable que haya alcanzado esa cifra", dijo a la agencia ANSA desde Jerusalén el enviado de Save the Children, Ben Dempsey.

"El centenar de niños muertos confirmado es un mínimo absoluto, y ello fue antes de los ataques a dos escuelas de la ONU, donde sabemos que muchos menores fueron asesinados. Es definitivamente más de 101, pero aún no podemos saber específicamente cuántos son", agregó.

Además, alertó sobre la situación humanitaria: "No hay suficientes alimentos ni agua, no hay prácticamente electricidad, ni suficientes medicinas. Para los bebés recién nacidos la situación es especialmente peligrosa, porque en las casas las ventanas están destrozadas o la gente las deja abiertas por temor a que exploten los vidrios durante los ataques. A la noche las casas están muy frías y los niños corren el riesgo de sufrir hipotermia".

Además, los niños en Gaza están emocionalmente muy traumatizados. "No duermen, no hablan, al estar muy shockeados por todo lo que pasa. Tampoco pueden jugar ni ir a las escuelas, que están todas cerradas. En general la situación es desesperante, terrible para los niños", enfatizó Dempsey.

A su vez, Ken Caldwell, director de las operaciones internacionales de Save the Children en Londres, afirmó que los niños "continúan siendo víctimas inocentes en este conflicto horrible. Son los que peor sufren este tipo de crisis. Están bajo una inmensa presión y estrés, algunos en semejante estado de shock que ni siquiera pueden llorar". Por eso reiteró que es urgente lograr una tregua.

Comentá la nota