La mitad de la ciudad quedó sin recolección de basura

El municipio se mostró disconforme con la medida que afecta desde ayer a la recolección de servicio y al barrido. Amenazó con no tener en cuenta a los trabajadores si en 2010 se tiene que hacer cargo del servicio.
Los empleados de la empresa de limpieza urbana CLEAR iniciaron desde ayer un quite de colaboración que podría afectar el servicio de recolección de residuos y barrido en la ciudad, al no haber percibido una gratificación que la firma concesionaria abonó en otros puntos del país.

El secretario de Obras y Servicios Públicos de la comuna, Diego Bosch, afirmó ayer que este es un "conflicto entre el gremio, los trabajadores y la empresa" y recalcó que "más allá de que la medida sea aceptable, no se pueden cargar las tintas contra el municipio".

Bosch comentó que el sábado el gerente del departamento de Ingeniería Ambiental de la empresa, Jorge Pretz, informó sobre la decisión tomada por los trabajadores.

Los representantes gremiales de los empleados de CLEAR -que pertenecen al Sindicato de Choferes de Camiones, Obreros y Empleados del Transporte Automotor de Cargas Generales, Logística y Servicios de La Pampa- enviaron una nota a la empresa en la que informaron de "la profunda disconformidad que generó la negativa de abonar la gratificación extraordinaria solicitada oportunamente, siendo que los compañeros de la ciudad de Comodoro Rivadavia dependientes de esta empresa han comenzado a percibirla con los haberes de abril".

"En consecuencia -continuó el escrito- y amparados en el derecho que nos confiere el marco legal, se ha decidido cumplir con las tareas laborales con un total quite de colaboración a partir de la jornada del lunes próximo -en referencia a ayer- y hasta tanto no se arribe a un acuerdo conveniente para las partes".

Cifras.

El secretario Bosch aclaró que "este es un conflicto entre el gremio, los trabajadores y la empresa y hay que diferenciarlo totalmente de las charlas que está teniendo CLEAR con la municipalidad por el ajuste de su tarifa y revisión de su polinómica para llegar en forma anual, como se hace todos los años, en forma escalonada al nuevo valor de los

servicios".

Agregó, según un comunicado enviado por la Dirección de Prensa, que "la suma que reclama el gremio son 1000 pesos que fue un acuerdo que se hizo a nivel Nación, entre el gremio de camioneros y gobierno nacional, otorgándoles 1000 pesos pagaderos en 250 pesos cada dos meses y el tercer mes 500 pesos".

"La empresa aduce no poder pagar esta cifra, nos la quiso trasladar al municipio, el municipio ha respondido que el pago no correspondía a la Municipalidad sino que es un tema del gremio y la patronal, entonces esto se suma a la problemática que estamos teniendo con la empresa", planteó Bosch.

Bosch amenaza.

El funcionario indicó que en las zonas de la ciudad que queden sin barrer o sin recolección de residuos el servicio será prestado por empleados municipales.

Por otra parte, Bosch dijo: "lo que sí nos llamó poderosamente la atención es que en un marco de tremenda falta de trabajo, gente que tiene sueldos dignos, estén haciendo un reclamo tan duro y tan rápido y sin explorar otros campos de conciliación para llegar a un acuerdo con la empresa".

"De un día para otro se decide trabajar a reglamento y uno no sabe hasta dónde nos va a afectar la medida. Creo que no se dan cuenta que si CLEAR y la municipalidad resolvieran rescindir el contrato y no terminar en septiembre de 2010, lo lógico es que la gente se quede sin trabajo, más allá de que sean indemnizados. De manera que si lo viéramos con un criterio de colaboración de gente que realmente ha pensado en su trabajo y en el municipio, se podría ver también que

grupo de esas 150 personas podrían integrar o ser tenidos en cuenta para un futuro servicio municipal, cooperativo o tercerizado", dijo.

El funcionario comentó que "esto nos sorprende porque en un momento donde ven que la comuna está diciendo que no puede hacerse cargo de ese 6% que han acordado los gremios con la provincia, el intendente ha dicho que no llegaría a cubrirlo sin ayuda de la provincia, y tenemos sueldos básicos que están por debajo de los 2000 pesos, sabido es que los

operarios de CLEAR superan esos valores, con otro tipo de tareas, es verdad, pero no pueden hacer resorte al municipio para que atienda sus reclamos salariales cuando no podemos atender los propios, y más allá de que la medida sea aceptable no se pueden cargar todas las tintas al municipio".

La recolección mermó un 50%

El gerente local de Clear SRL, Jorge Pretz, informó ayer que la medida de fuerza de los operarios mermó alrededor de un 50% las tareas de recolección de residuos en el servicio diurno de la víspera. El quite de colaboración, que impide la realización de horas extras, comenzó ayer a las 6 horas. Justamente, el lunes es un día crítico, porque se acumula en la ciudad la basura del fin de semana, con lo cual es necesario el trabajo fuera del horario ordinario, algo no permitido por la medida.

"El barrido se hizo en forma parcial aunque se cubrió gran parte del servicio, pero el área más afectada fue la recolección: calculamos que no se hizo más del 60% de lo que se debería haber hecho. Quedó gran parte de la planta urbana, con servicio diurno, sin hacer. Trataremos de armar un plan de contingencia para hacerlo mañana (por hoy)", informó Pretz a Radio Noticias.

Durante el día, Clear recoge los residuos en los barrios de las afueras de la ciudad, algunos de los cuales quedaron sin servicio, como Villa Parque, Inti Hué, Villa Elisa o el Plan 3000. Por las noches, se realiza la recolección en la zona centro y el llamado macro centro, es decir, los barrios más próximos al centro.

Comentá la nota