La mitad de los barrios de Comodoro ya fue consultada por el Ente de Control

Siguiendo la metodología de grupos de ocho vecinales por ronda, la comisión de receso del Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia recibió ayer al tercer grupo de referentes barriales, a quien se le brindó la documentación e información inherente a los tres proyectos de creación del Ente de Control de Servicios Públicos que el cuerpo legislativo tiene a estudio
En la reunión de ayer estuvieron representados los barrios Fontana, Don Bosco, General Mosconi, Saavedra, 25 de Mayo y Rodríguez Peña.

En la oportunidad fueron convocadas ocho vecinales de la zona norte de la ciudad, y pese a que no concurrió Presidente Ortíz y Divina Providencia, si tomaron parte los referentes de los barrios Fontana, Don Bosco, General Mosconi, Saavedra, 25 de Mayo y Rodríguez Peña.

Mateo Tula, vecinalista de Gobernador Fontana indicó que recibieron toda la documentación inherente a los proyectos de creación del ente de control, sobre cuya base de análisis se reunirán los referentes de la zona norte para devolver al Concejo las conclusiones a las que arriben. También se refirió al rol que desempeñarán en el organismo a crear, y lo hizo eligiendo la palabra "colaboradores" en relación a que serán ellos quienes canalizarán los reclamos de los vecinos en torno a los servicios públicos.

Distinta fue la posición del representante del barrio Mosconi, Domingo Rivarola quien planteó divergencias conceptuales respecto de la concepción del ente. El vecinalista fundamentó que el organismo debería tener facultades de regulación y no sólo de control. "Un ente de control sólo cotejaría lo hecho, los contratos y es ahí donde no tenemos la posibilidad de modificar nada" dijo, al considerar tal posibilidad como un hecho limitante.

Argumentó además que el artículo 43 de la Carta Orgánica Municipal habla de la regulación de los servicios mientras que el 116 es el que establece la creación del ente de control, de modo que consideró que en el espíritu de la Carta está disociado sobre ese punto. Bajo tal concepción, dimensionó que debería modificarse la carta magna municipal para poder crear un ente de regulación que brindaría la posibilidad de "modificar todas las falencias que tiene los servicios e incidir en una mejora para los usuarios".

Pese a lo dicho, Rivarola informó la posición contraria de los concejales, sobre la base de que será un ente consultivo y que las modificaciones que se propongan serán tenidas en cuenta para los próximos contratos de concesión.

NUEVA REUNION CON LA CGT

Los referentes regionales de la Confederación General del Trabajo (CGT) concurrieron nuevamente ayer al Concejo Deliberante y aunque en una primera instancia se indicó que tomarían parte de una reunión plenaria, sólo se trató de un encuentro con el bloque justicialista, tal y como se había llevado a cabo el martes.

A su término, el concejal Guillermo Almirón (PJ) informó que en esta oportunidad el eje fundamental se centró en los temas propios de las decisiones sindicales, como el reclamo en torno a la eximición del impuesto a las ganancias en la zona patagónica, fundamentado en la carestía de vida de la región -principalmente Comodoro Rivadavia- ya que no se plantea la zona desfavorable anclada a los factores climáticos, sino a los costos.

En función de que se trata de un tema de orden nacional, Almirón refirió que la premisa de la CGT es ir logrando un consenso "de abajo hacia arriba", desde los concejos deliberantes de las ciudades para que las provincias se posicionen en consecuencia con el pedido. "Con consenso y trabajo previo es muy distinto el apoyo que se puede lograr y un beneficio muy grande a los trabajadores que tienen descuento y el dinero circulante en las ciudades" consideró.

Comentá la nota