Es un misterio quienes son los grandes deudores en General Pueyrredon

Debido a que el Ejecutivo Comunal no ejerce la debida fiscalización, el estado municipal se pierde de recaudar millones de pesos. Concejales de la oposición alertaron sobre las falencias en el control del gobierno de Pulti ante la evasión fiscal de grandes contribuyentes.
En diciembre de 2008, el titular de la Agencia Municipal de Recaudación, Gabriel Ballarino, anunció la confección de un "Mapa de Evasión Fiscal" en el Partido de General Pueyrredon, con el objetivo de optimizar el control y la fiscalización de las deudas de los contribuyentes.

Cabe recordar que desde el mes de agosto del año pasado funciona en General Pueyrredon la Agencia de Recaudación Municipal. Al igual que ARBA y la AFIP opera en forma autárquica y se encuentra dentro de la órbita de la Secretaría de Economía y Hacienda comunal.

En diálogo con 0223.com.ar, el concejal del bloque "Unión Peronista", Ricardo Alonso, aseguró que "nunca supimos nada sobre el cobro a los grandes contribuyentes porque la Agencia de la Recaudación no ha remitido al Concejo ningún informe con el trabajo que está desarrollando", y ejemplificó: "Este martes nos enteramos que estuvieron inspeccionando las empresas de colectivos por la publicidad en los micros, mientras que en el Concejo hay no menos de tres pedidos de informes respecto de este tema y que no fueron respondidos nunca".

"Inclusive hemos pedido la lista con los grandes deudores y nunca nos han contestado", criticó.

En tanto, dijo "desconocer" el anunciado "Mapa de Evasión Fiscal" del que se ocuparía el Lic. Ballarino. "Yo estoy en la Comisión de Hacienda y nunca me llegó ningún mapa; debe haber sido algún anuncio que hizo a la prensa porque a nosotros no nos llegó nada", enfatizó.

Por su parte, la edil del FpV, Verónica Beresiarte, observó que "cuando se formó la Agencia de Recaudación, la idea era cruzar las deudas a escala local con los deudores de la provincia de Buenos Aires para lograr, por un lado, una justicia tributaria y, por el otro, el cumplimiento el cumplimiento de los pagos entre la Provincia y el Municipio; en ese se ha puesto mucho esfuerzo pero no se ha logrado todavía abarcar la totalidad del padrón de deudores".

En ese sentido, manifestó la necesidad de establecer "equidad" para que los sectores "que más recaudan y acumulan puedan poner en fase recursos al servicio de la población" y remarcó la importancia de "tener una revisión y una mirada muy exhaustiva en relación a los tributos de los grandes deudores por una cuestión de justicia social".

En relación con la nómina de los grandes deudores, Beresiarte admitió que "es información de difícil acceso y a la que no hemos arribado pese a distintas iniciativas de la Comisión de Hacienda".

E insistió en el concepto de "equilibrio" al referirse al cobro de impuestos a grandes y pequeños deudores. "No sé qué instrumento utiliza la Agencia de Recaudación para que hagan efectivos los pagos, pero vamos a apoyar todo instrumento que establezca una equidad tributaria porque, así como cumple el pequeño deudor, el estado debe tener una estrategia de contralor para los grandes deudores porque es una deuda social".

Por último, desde el bloque de la UCR , la concejal Cristina Coria, admitió que "no se si el Municipio está implementando alguna política sistemática de intimación para la cobrabilidad de los grandes contribuyentes" y puso en contrapartida el caso de los pequeños deudores, "a los que sí se les envía intimaciones o cartas apenas pasado el plazo de pago".

En esa línea, opinó que "proporcionalmente, el esfuerzo no es el mismo si se tiene en cuenta que un gran deudor recibe el mismo tipo de intimación que uno pequeño" y reparó en que "es necesario profundizar el esfuerzo con los históricos grandes contribuyentes por una cuestión de eficiencia administrativa".

Finalmente, Coria consideró que el Municipio "hace mucha puesta en escena en este tema" al recordar que durante el pasado verano el Lic. Ballarino "salía por los comercios con un grupo de promotoras vestidas con remeras de la Agencia , pero no tenían un plan específico. Lo mismo sucede con el famoso Mapa de Evasión Fiscal, del que no hemos tenido ninguna novedad".

"Evidentemente esta gestión tiene una muy baja eficiencia en ese sentido", concluyó.

Comentá la nota