Los mismos candidatos para distintas candidaturas

Los mismos candidatos para distintas candidaturas

Los candidatos y las alianzas para el año que viene comenzaron a surgir en las mesas de café, pero aún no hay nada en firme.

 Durante décadas, se aceptó que la política es el arte de lo posible como definición y como sostén ideológico de la actividad. Lo "posible” no tiene límites y esa característica terminó destruyendo el sistema departidos políticos que imperó durante años en la vida institucional argentina.

Esta ausencia de márgenes en lo "posible”, llevó a los partidos políticos a hacer lo "imposible” para llegar o permanecer en el poder. Alcanza con ver la atomización del Partido Justicialista, la invisibilización de la Unión Cívica Radical, la desaparición del Partido Socialista y nacionalización de una agrupación vecinal como el PRO para comprender el alcance de este proceso.

En las últimas semanas, los partidos comenzaron a bullir de internas, propuestas y el posicionamiento de candidatos ,con vista a las elecciones legislativas del año que viene y "el arte de lo posible” ,alcanzó niveles increíbles.

La ausencia de dirigentes con peso y líderes sociales impone la lógica de buscar al mejor candidato, sin importar su pensamiento o posición política para que "traccione” una lista partidaria, el más llamativo de estos manejos provino del PRO, de muy poca representación en Salta.

El concejal capitalino Alberto Castillo, también apoderado del PRO en Salta, aseguró que la relación del gobernador Juan Manuel Urtubeycon el presidente Mauricio Macri es buena y que tiene futuro como candidato de ese partido en los comicios del 2019, que queda lejos, pero no tanto.

Lo de Castillo no fue un "bolazo”, sino que va en correspondencia con lo que desde Buenos Aires se especula. En un programa de TV el viceministro del Interior, Sebastián García De Lucaaseguró que Urtubey se unirá a las filas de Cambiemos en las próximas elecciones, para eso deberá enfrentar al principal aliado del PRO en Cambiemos: la UCR. En esta estrategia quizás se pueda hallar el origen del fuerte enfrentamiento entre el responsable del Plan Belgrano, José Canoy el gobernador salteño.

Al margen del proyecto nacional macrista, en Salta el Pro enfrenta una realidad muy dura: tiene una sola figura para pelear las elecciones del año que viene, Guillermo Durand Cornejo. El macrismo sirvió de cobijo al romerismo en pleno y  tienen mucho que resolver además de su posible alianza con los radicales, que aún no saben cómo salir de la cuestionada interna electoral de agosto pasado.

Sin figuras de relevancia en Salta, Cambiemos debe encarar la estratégica elección de la ciudad de Salta. Es significativo que un partido que pregona un cambio en el estilo de hacer política y los garantistas de la institucionalidad en el país deban echar mano a Durand Cornejo, el único exponente del Partido Conservador. Más ajustado sería llamar a la alianza gobernante "continuemos”, que "Cambiemos”.

Fuera de Miguel Nanni, hoy diputado nacional, los radicales no tienen una figura instalada en Salta. Su mejor propuesta es Humberto Vázquez, que tiene mandato hasta el 2019 en la Legislatura local y los radicales deberán poner en la vidriera a la segunda línea o a viejos dirigentes alejados del partido para presentar una lista con alguna oportunidad.

 "Queremos consolidarnos como fuerza opositora en Salta. Creo que puede ser la fuerza progresista que puede poner el punto medio ante un gobierno que necesita ser controlado y ante la falta de ideas necesita colaboración”, sostuvo Miguel Nanni, pero nunca aclaró quien sería la fuerza opositora, la UCR o Cambiemos. La disyuntiva surge en el hecho que los radicales en las últimas elecciones provinciales no integró Cambiemos, pero si en las nacionales.

Los radicales aún no saben que harán con su interna, que ya está jalonada de escándalos y proscripciones, pero lo que sí tienen en claro, al menos el oficialismo, es que para el año que viene la UCR quiere cerrar un frente con el PRO en la provincia. Esta posibilidad generó una fuerte controversia entre las paredes del comité de calle Mitre y será sin dudas el principal tema durante la próxima convención partidaria.

Con esta idea frentista, el oficialismo radical planea repetir sus candidatos en el Concejo Deliberante capitalino, pero buscarán incluir en la lista a Tito Tonda en Diputados y algún extra partidario en el Concejo, pero la apuesta principal es la senaduría por Capital y todo apunta que Miguel Nanni, actual diputado nacional, compita por esta banca, pero antes deberá cambiar de domicilio.

El PRO no está mejor, Martín de los Ríos es diputado hasta el 2019 y Alberto Castillo es concejal hasta el año que viene y el más apurado por conseguir alguna alquimia que le permita a él y al macrismo seguir creciendo.

Sus otros socios circunstanciales son los casi extintos miembros del PPS, que fueron los grandes ganadores de las últimas elecciones y sus principales referentes tienen chances de ocupar una candidatura, entre ellos Virginia Cornejo, actual concejal, Luis María García Salado, jefe de gobierno municipal y Álvaro Ulloa, delegado del INADI en Salta.

Todos ellos dependen de las decisiones y exigencias del Romerismo, que tiene en la hija del senador nacional, Juan Carlos Romero, su candidata más visible. Nada es simple en Cambiemos en especial por la dura interna que sufre la UCR, su principal socio político, que tiene gran parte de sus afiliados y dirigentes enfrentados por la posibilidad de llevar en la misma boleta candidatos radicales, a Romero y a Durand Cornejo.

Pero no son los únicos que sufren la escasez de dirigentes "presentables”. Ninguna de las diversas expresiones del peronismo salteño tiene alguna, sobre todo en la ciudad de Salta. El Frente Renovador para la Victoria, que impulsó a Juan Manuel Urtubey a la gobernación, debe decidir si continúa o no.

La permanencia del Frente definirá, por ejemplo, la estrategia del Partido Renovador de Salta, el mayor aliado del PJ en Salta, el Partido de la Victoria y el Frente Plural, de esta mezcla heterogénea, saldrán los futuros candidatos. El peronismo tiene sus expectativas puestas enJavier David, hoy diputado nacional, el vice gobernador Miguel Isa, Raúl Medina, el ministroCarlos Parodi y la ministra de Justicia Pamela Caletti.

Hay dos candidaturas claves: la de senador por Capital y diputado nacional, para el primero mencionan a Miguel Isa, que insiste en que no será candidato, y David que realizó una excelente elección en el 2015, pero los renovadores tienen un nombre que presentar: Andrés Zottos, pero hoy es senador por el departamento San Martín.

Para diputados nacionales son varios los anotados, Caletti, Parodi y Matías Posadas, para los cargos provinciales, si sigue el Frente, podrían ser: Medina y Gastón Galíndez; por el PRS,Susana Pontussi y Bruno Masciarelli y por el frente Plural, Matías Assenato.

El peronismo, a diferencia de los otros partidos, está sufriendo un proceso de balcanización muy dura y es muy difícil que en las próximas elecciones encontraran un voto que lleve el nombre de Partido Justicialista.

El ya atomizado PJ ahora contará con nuevas facciones,  una de ellas liderada por Ricardo Villada, quien ya anunció el lanzamiento de su partido "Primero Salta”, alejándose de "Salta nos une”, un frente que el romerismo integró junto a "Salta somos todos" de Alfredo Olmedo, cuyo principal candidato a diputado nacional será Carlos Zapata.

También con partido propio saldrán los candidatos del intendente Gustavo Sáenz, quien lleva  la bandera del massismo en Salta. No hay nombres en danza todavía y muchos de los que quieren salir están supeditados a los resultados de la gestión municipal.

Si bien faltan algunos meses, lo real y cierto es que en política "todo es posible” y los frentes pueden no mantenerse como hasta ahora, pero no importa los escenarios que se presenten, la mayoría de los actores son siempre los mismos.

Coment� la nota