Misiones entre las de mayor alza del empleo desde 2003

En un marco de fuertes diferencias regionales, el Nea es la zona con menor índice de empleo de todo el país. La Patagonia y Buenos son las de mayor actividad.

La última actualización de las series históricas de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), ubica a Misiones como una de las provincias con mayor crecimiento del empleo en los últimos seis años. Dicha tasa pasó de 29,2 por ciento, en la primera mitad de 2003, a 46,8 por ciento en el primer trimestre del corriente año, lo que implica un incremento de 60,3 por ciento. La variación observada en los 31 aglomerados relevados por el Instituto de Estadística y Censos (Indec) durante el mismo período, fue de 47,69 por ciento (de 36,9% a 54,5%).

El incremento observado en Posadas en la tasa que indica el porcentaje de la población mayor de 14 años que tiene trabajo, fue el quinto mayor de los 31 aglomerados relevados por el Indec, superado solamente por Gran Tucumán, Rio Grande, Corrientes y Concordia.

A pesar del fuerte crecimiento consignado, la capital de Misiones se ubica, junto a sus pares del Nea, en el grupo con menor tasa de empleo, más de diez puntos por debajo de Buenos Aires y el promedio de la región Patagónica.

Vale aclarar que, a diferencia del índice de desempleo, que toma en cuenta solamente a la población económicamente activa (es decir a aquellos que buscan trabajo) la tasa de empleo toma en cuenta al total de la población, por lo que resulta un indicador más apropiado para medir la variación de la actividad económica y su impacto directo en la distribución del ingreso a través de la generación de empleo.

El mapa nacional de este índice revela fuertes disparidades regionales: en la Patagonia y el conjunto de Capital y Gran Buenos Aires, más de 56,7 de cada 100 habitantes mayores de 14 años tiene trabajo, mientras que en el Nea, ese número baja a 45,7 y en Posadas llega a 46,8.

Salvo casos como los de Jujuy, Corrientes y Misiones, provincias que arrancaron la década con un muy bajo nivel de empleo y consiguieron un fuerte incremento; la brecha entre las regiones con más trabajo y las mas desfavorecidas con por este índice se agrandó desde 2003.

Tan es así que mientras en las regiones de mayor empleo, la Patagonia y Buenos Aires, se observaron incrementos de 51,2 y 49 por ciento respectivamente, en el Nea, la de menor tasa, la variación fue solamente de 47,4 por ciento.

Comentá la nota