En Misiones se destinarán $774 millones a la construcción de casas

El Gobierno provincial anunció una fuerte inyección de recursos para cuidar el empleo en la forestoindustria y en la construcción. Parte de los fondos llegarán desde la Nación
Posadas. El Gobierno provincial anunció oficialmente que destinará 774.926.000 pesos al sector vinculado a la construcción, para brindar 9.720 soluciones habitacionales a la población misionera. La suma millonaria, parte de la cual vendrá de Nación, se invertirá en la ejecución de nuevos programas de vivienda y en la reactivación de otros.

Se estimó que con estas partidas se beneficiarán 48.600 personas, y se crearán 10.000 puestos de trabajo. Las obras proyectadas se ejecutarán durante el transcurso del próximo año.

En un acto celebrado ayer en el Centro de Convenciones y Eventos de Posadas el gobernador Maurice Closs y el presidente del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha), Santiago Ross, destacaron la importancia social de estas inversiones y también subrayaron los puestos de trabajo que generarán las obras.

Salvataje forestoindustrial

En ese contexto, el Gobierno provincial anunció oficialmente el plan de reactivación forestal al que se destinarán 91.930.000 pesos, de los cuales más de la mitad (51,32%) consiste en aportes del Gobierno nacional, para reactivar la foresto industria misionera.

Con este programa el Gobierno comprará madera para la construcción de casas, aulas satélites y otras obras para acudir en ayuda de los pequeños y medianos aserraderos.

Así se beneficiarán los 75 municipios, se crearán 2.400 puestos de trabajo mensuales durante un año y se utilizarán al menos 8.000.000 de pies cuadrados de madera. Además, la Provincia subsidiará las tasas de interés bancario para los créditos que permitan expandir la economía del rubro.

Pequeños aserraderos

El primer mandatario provincial, Maurice Closs, señaló que los vaivenes de los mercados internacionales pueden afectar al sector forestoindustrial y que hubo problemas en los últimos tiempos.

“Por eso llevamos adelante este plan de más de 90 millones de pesos en soluciones que utilizan la madera. Ahí tenemos que enganchar esta decisión de volcar recursos a para obras que necesitan maderas pero orientarlas a las necesidades de la gente”, destacó Closs.

Y agregó que “hay que comprar la madera especialmente a los pequeños y medianos aserraderos, ya que los grandes tendrían más facilidades de sobrevivir en el mercado”.

La licitación del primer paquete de 322 viviendas de madera está en camino y las empresas que resulten adjudicadas comenzarían las obras en enero de 2009.

En el programa de obras presentado ayer resaltó la previsión de construcción de mil viviendas de madera para tareferos que trabajan en territorio provincial. Así como de aulas satelitales que demandarán integramente trabajo y madera de aserraderos locales.

Más recursos para vivir mejor

El programa Mejor Vivir también se verá beneficiado con la llegada de la partida presupuestaria. En su nueva etapa-que comenzará en abril de 2009- recibirá un total de 50.071.000 pesos para atender a 68 municipios y contratara 61 empresas, alcanzando un número de 2.200 trabajadores durante un año.

Según contó Ross a este diario, el plazo para la ejecución de la primera etapa es de 8 meses, y ahora el Iprodha está pagando los anticipos de ejecución.

Emergencia Habitacional

El Programa de Emergencia Habitacional será reactivado con 1.470.000 pesos de la Provincia y la misma suma de la Nación.

De esta manera se crearán 700 puestos de trabajo a través de 46 cooperativas para concluir 240 viviendas que quedaron en distintas etapas de finalización por una restricción en los programas de financiamiento, lo que no les permitió actualizar los costos de la mano de obra y los materiales de construcción.

Construcción y crisis económica

Semanas atrás este matutino plasmó en sus páginas la forma en que la recesión económica global afectó la mano de obra prestada por los trabajadores de la construcción, sobre todo por la reducción del ritmo de las obras públicas.

Sin embargo, el titular del Iprodha, Santiago Ross, admitió que vienen trabajando con una mano de obra “amesetada respecto del año pasado, con algo de 7 u 8 mil obreros mensuales”, pero negó que el Instituto tenga o haya tenido parada alguna obra.

“Por ahí fue algún contrato especial pero no fue nada relacionado con la situación nacional”, aseguró el funcionario provincial.

En tanto que ratificó las palabras de Closs, que defendió que a la obras pública como generadora de fuentes de trabajo.

Promoción de la madera

Desde el sector empresario local se destacó la apuesta por la demanda de productos regionales y el trabajo de las pymes misioneras.

Por parte de Apicofom, su presidente Pedro López Vínader valoró la promoción que pueden ganar las viviendas de madera.

“Fundamentalmente en EE. UU. y Europa se usa muchísima madera para la construcción y se hacen casas de muy alta calidad. En nuestro país esto todavía no ocurre”, explicó.

Relató en tanto que “el sur del país tiene muchas experiencias en la construcción de casas de madera. Pero desde la industria ofrecimos a la Nación diseños variados que pueden adaptarse al clima de cualquier región del país”.

Comentá la nota