Misiones batió un nuevo récord en consumo eléctrico el martes

EMSA informa que la demanda de energía marcó ayer un nuevo récord: durante las 24 horas, los misioneros consumimos un total de 6.779,8 megavatios/hora, en tanto el récord anterior fue de 6.602,5 MVH el pasado 4 de noviembre de 2009.
La demanda de potencia, en tanto, fue de 324,8 megavatios a las 15 horas de ayer martes, llegando al mismo nivel del último récord, y previéndose para la jornada de hoy cifras aún más altas.

Este contexto requiere un intenso trabajo de monitoreo y control de las instalaciones ante eventuales problemas por sobrecargas, básicamente para proceder a maniobras que evitan exponer a serios riesgos a la infraestructura eléctrica.

Para evitar estos daños mayores, la empresa realiza cortes preventivos que duran en promedio media hora o cuarenta minutos y afectan a la zona puntual en la que se registra la sobrecarga. En ese lapso el equipamiento, y sobre todo los transformadores, se enfrían y pueden volver a operar de inmediato y con normalidad.

Estas maniobras de prevención y derivaciones de cargas evitan la quema de transformadores, ya que este tipo de fallas graves pueden dejar a la zona sin energía por varias horas, hasta reponer el equipo dañado, con una mayor afectación a los usuarios.

El trabajo del personal de EMSA es intenso por estas horas para evitar estos inconvenientes graves, y hasta el momento se logró sostener al sistema eléctrico provincial sin mayores sobresaltos ni apagones masivos. Por esta razón, se continuará en la misma línea de trabajo en las jornadas que se avecinan y en las que se prevé la continuidad de la ola de calor.

Uso racional

Se reitera el llamado a la población para que realice un uso racional de la energía, especialmente en las horas pico, y evite superponer el uso de artefactos eléctricos entre las 11 y las 12; entre las 14,30 y las 15,30 y entre las 19 y las 20,30.

Es decir que si es inevitable el uso de acondicionadores de aire para soportar temperaturas cercanas a los 40º, se recomienda priorizar la refrigeración y poner el termostato en 23 o 24 grados, en tanto se evite utilizar la plancha, los hornos eléctricos, las duchas eléctricas, motores que funcionan con electricidad, o televisores encendidos en distintos ambientes, ventiladores de techo que recalientan en lugar de refrigerar, etc.

Lo notable de la jornada de ayer es que se produjo un "casi pico" de demanda de potencia a las 23 horas, con 320,2 megavatios, dato que marca el intenso uso residencial de la energía por efectos de las altas temperaturas, que no bajan ni en horas de la madrugada.

Cabe recordar que en 2008, el récord de demanda de potencia fue de 298 megavatios (casi 25 megavatios menos que en la actualidad), dato que indica el notable aumento en el uso de refrigeración en los domicilios y el crecimiento de la actividad industrial y comercial en general.

Comentá la nota