Misiones aceptó oficialmente la coparticipación de las retenciones.

Ya son cinco los gobernadores que hicieron pública la decisión de que aceptarán la coparticipación del dinero de las retenciones a la soja propuesta por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: al menos así lo adelantaron los mandatarios de Misiones, Maurice Closs; del Chaco, Jorge Capitanich; de Neuquén, Jorge Sapag, de Santa Fe, Hermes Binner, y de Corrientes, Arturo Colombi.
El misionero y el chaqueño, encolumnados en las filas K, confirmaron en declaraciones radiales que en las próximas horas aceptarán el decreto firmado por Cristina para distribuir el 30% de las retenciones a la soja y destacaron además el impacto positivo que tendrán esos recursos económicos para la fortaleza de las cuentas fiscales de sus distritos.

Por su parte, el gobernador de Neuquén dijo que "se está elaborando el decreto de adhesión para ir ya recibiendo los fondos correspondientes, porque para la provincia significa un alivio para las arcas fiscales"; mientras que Binner hizo el anuncio de adhesión y convocó para el miércoles próximo a analizar el decreto presidencial a dirigentes políticos, empresarios y trabajadores.

Respecto a cuánto representará la medida para los ingresos provinciales, Sapag aclaró que las estimaciones dadas a conocer por los medios "se basan en el año 2007, que fue un año de gran producción y de altos valores", por lo que prefiere ser "conservador y prudente".

En tanto Binner agregó que "nuestra posición es de adherir, porque es una forma de compensar el déficit que hoy tienen las provincias y que la Nación tiene que responder para ayudar a las provincias, los municipios y las comunas a salir de esta crisis".

El mandatario socialista también señaló que "esto no tiene conexión con el conflicto entre el campo y el Gobierno.

En este caso, sostenemos la idea de la necesidad de un pacto contra la pobreza, fijando precios referencias, quitándole el IVA a productos de la canasta de alimentos, y sacar las retenciones por 180 días a la soja para que volvamos a tener confianza".

Arturo Colombi se convirtió en el primer gobernador abiertamente opositor a la Casa Rosada que aceptará los flamantes fondos sojeros, aunque con “discrepancias”.

El mandatario explicó que "Corrientes necesita los recursos pero seguirá reclamando un debate de fondo sobre la ley que indica que el piso de coparticipación es del 34 por ciento del total de recursos federales".

"Dejaremos bien en claro en los argumentos que nuestro pensamiento es otro: queremos que se coparticipe como corresponde el IVA y el impuesto a las ganancias, que son las principales fuentes de recursos del Gobierno Nacional", aclaró el gobernador radical, aliado del vicepresidente Julio Cobos.

Comentá la nota