Ley misionera de la yerba mate perjudica al turismo correntino

La norma legal que prohibe la venta de yerba misionera a otras provincias hizo caer un proyecto interprovincial para fomentar el turismo en Corrientes y Misiones. Las autoridades correntinas afirman que los emprendimientos turísticos del norte correntino continúan en actividad pese al inconveniente.
La ley de envasado en origen de yerba mate en Misiones, genera inconvenientes en la economía de Corrientes debido a la posibilidad que se frene el intercambio comercial entre productores misioneros e industrias correntinas, pero también por el freno de proyectos turísticos encarados por las dos provincias en forma conjunta.

El proyecto de la Ruta de la Yerba Mate es un emprendimiento interestatal que tiene como objetivo fomentar el turismo en la región norte de Corrientes como también gran parte del territorio misionero.

Tras las controversias judiciales surgidas por una ley provincial de la vecina provincia, que tiene como objetivo frenar la salida de hoja verde de yerba, el emprendimiento turístico cayó.

Según el subsecretario de Turismo de la Provincia, Facundo Palma, con esa ley "Misiones pateó el tablero y toda esta propuesta quedó paralizada".

El funcionario remarcó que pese al inconveniente "nosotros seguimos trabajando". Agregó que "en Virasoro hay hoteles muy bien acondicionados", que continúan en la prestación de servicio, como también industrias que reciben la visita de turistas durante todo el año.

RUTA BLOQUEADA

La Ruta de la Yerba Mate "es una ruta regional, y el proyecto quedó varado por la ley de Misiones", explicó Palma.

El emprendimiento se originó en un acuerdo entre las provincias de Misiones y Corrientes para crear un itinerario turístico basado en la yerba.

El recorrido integraría también la promoción de platos típicos y otros recursos turísticos de la región.

Durante la estadía los turistas podrían conocer la producción primaria, los molinos e industrias yerbateras, como también restaurantes y otros atractivos a través de la línea que recorre la región del río Uruguay, desde las localidades de Colonia Liebig y Gobernador Virasoro, en Corrientes hasta las ciudades de Apóstoles, Leandro N. Alem y Jardín América en Misiones.

La primaria de los dos gobiernos provinciales es acrecentar la demanda del turismo al tiempo que se brinde un recurso económico a los productores agropecuarios. La iniciativa también tiene la finalidad de vincular la actividad turística con la desarrollada en molinos yerbateros y agroindustrias de la alimentación.

Los especialistas consideran que la Ruta de la Yerba Mate acrecentaría la actividad de restaurantes, artesanos rurales y prestadores de servicios turísticos en medios rurales, por lo que se generaría trabajo genuino.

Un fallo de Corte lógico

La Fiscalía de Estado recibió una notificación de la Corte Suprema en la que se respondió al pedido de la provincia de Corrientes, que solicitó la suspensión de una ley de la Legislatura de Misiones que prohibe la venta de hoja verde de yerba mate misionera a industrias correntinas.

"Esto indica que el tema avanza, aunque la ley no tiene aplicación", explicó un letrado vinculado al Estado correntino.

La decisión se suma a la medida cautelar que favoreció a una empresa de Buenos Aires imposibilitada de hacer funcionar una industria en aquella provincia por falta de materia prima.

El fallo emitido en diciembre por el máximo tribunal judicial del país ratificó los argumentos del Juez Federal de Paso de los Libres que suspendió la vigencia de la norma legal sancionada en la tierra colorada.

Desde la provincia de Misiones los funcionarios estatales anunciaron que pese al criterio unánime de los jueces, insistirá con hacer vigente la ley que para ellos "protege a los intereses de los productores".

Comentá la nota