Misión Tacaaglé: todos los componentes del CEDEVA deben estar funcionando a fin de año.

Tras el ajuste y puesta a punto de la biofábrica de vegetales en el Centro de Validación de Tecnologías de Misión Tacaaglé se ha anticipado que para fines de este año deben estar funcionando todos y cada uno de sus componentes, inclusive todo lo que se relacione con los cultivos que fueron experimentados en estos tres años y que incorporan a los meristemas de banana israelíes que ya deben arrojar los primeros frutos.
El tema fue abordado en el curso de una reunión convocada por el ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos, doctor Jorge Ibáñez y de la que participaron el coordinador ejecutivo del PRODECO y responsable de los CEDEVA, ingeniero Jorge Balonga y el director del CEDEVA Tacaaglé, ingeniero Gerardo Tenaglia señalándose que se trata de un proyecto ideado e impulsado por el gobernador Gildo Insfrán conforme a los lineamientos del plan estratégico Formosa 2015.

Primeramente, se brindó un informe acerca de las actividades cumplidas por el costarricense Juan Luis Ortiz Vargas, enviado por Bioversity Internacional en su calidad de máster de la ONU y especialista en el montaje de laboratorios de tratamiento y multiplicación de vegetales, así como de la incorporación de la bióloga Florencia Moskatello como responsable de la biofábrica.

Características la biofábrica

El CEDEVA de Tacaaglé se desarrolla en una superficie de 80 hectáreas donde se han instalado el laboratorio con equipamiento de punta traído de EEUU y de Alemania ; el invernadero francés; el cablevía adquirido en Colombia y un equipo de riego de última generación de origen israelí para unas 60 hectáreas, totalmente computarizado, con un sistema centralizado que ordena cuánto hay que fertilizar, qué parcela hay que tratar, a qué hora deben realizarse los procedimientos y todos otros aspectos que se efectivizan automáticamente y simplemente oprimiendo las teclas de la PC.

"A lo mejor al productor eso no le va a servir mucho aunque sí a nosotros que estamos empeñados en ajustar lo que es costo de milímetros costo de fertilizantes con el rendimiento. El profesional si debe saberlo, a él le sirve", explicó Tenaglia.

Ante el interrogante del modo como se responde a las expectativas de fertirriego de los pequeños y el medianos productores, se aclaró que se está desarrollando un equipo móvil muy sencillo y barato que va por el tercer año de valuación dentro de la estación que será destinado a ese efecto.

"Por eso es que tenemos las dos alternativas: lo muy específico de la investigación porque se necesitan tener datos técnicos muy finos y muy importantes que son agendados por la computadora y lo destinado al pequeño productor que no está en condiciones de invertir en semejante computadora", explica Tenaglia.

Transpolar conocimientos

Sobre el modo de transpolar esos conocimientos dijo que se van a tomar los parámetros del equipo grande de Tacaaglé, bien medidos en la computadora para luego transferirlos al aparato muy pequeño que lo maneja sencillamente un productor.

Comentá la nota