Un misil económico

La Reserva Federal puso la maquinita de imprimir billetes en máxima potencia y duplicará el circulante. Un nuevo intento por frenar la crisis y recuperar la economía.
Para frenar la crisis, Estados Unidos puso la maquinita de imprimir dólares al máximo de su potencia. La Reserva Federal (Fed) anunció que en los próximos seis meses comprará bonos del Tesoro por hasta u$s 300 mil millones. Y amplió su programa de compra de títulos hipotecarios en u$s 750 mil millones, para elevarlo a un total de 1,45 billones. La inyección de dinero se suma a los planes fiscales de incentivo a la demanda y de salvataje a las grandes empresas en quiebra, que también se financiarán con emisión. Así, antes de fin de año, el gobierno de Barack Obama podría duplicar la cantidad de dólares en la economía mundial, para intentar oxigenarla.

La Fed, el banco central norteamericano, ya había llevado a fines del año pasado las tasas de interés de referencia hasta su piso histórico, entre el 0 y el 0,25 por ciento. La idea era abaratar el crédito, reducido a su mínima expresión por la crisis que conmueve al mundo. Pero los sucesivos recortes de tasas no tuvieron éxito y ahora su titular, Ben Bernanke, debió apelar a la recompra de bonos para inyectar más dólares y reactivar el consumo.

La Fed ratificó ese nivel de tasas virtualmente nulas en el comunicado que difundió ayer, tras una reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto, su máximo órgano decisorio. Esa continuidad y la recompra de bonos eran esperadas por la mayoría de los financistas, pero igual generaron euforia y permitieron que se recuperaran las acciones de Wall Street.

Comentá la nota