Mirta No

La precandidatura a diputada nacional de la actual ministro de Educación, Mirta Romero, es resistida por la Joven Guardia del dasnevismo, que quiere el lugar para una de sus noveles figuras, según cuentan en el Palacio de la calle Fontana.
Por ese resquicio de la interna oficial, aseguran los versioneros del PJ, quiso colarse la madrynense Marisol Codina, hasta que Das Neves padre le recomendó un Falcon viejo para llegar más lejos, pero más tarde y probablemente de manera más segura.

Lo de "más segura" es una manera de decir, habida cuenta de la negra historia de los Falcon setentistas, un detalle que se le pasó al Gobernador, seguramente.

El pre-dasnevismo que comanda Pablo Das Neves está empujando a otro candidato, el mercantil Alfredo Béliz, con quien el joven comparte los exitosísimos raids promocionales del llamado "Modelo Chubut" en tierras lejanas, como Buenos Aires o la Provincia de Corrientes.

Béliz ha intentado ser candidato en varias oportunidades, una ilusión que también cultivó su lamentablemente extinto jefe político y gremial, el mendocino Miguel Falcón, cuyo nombre lleva la agrupación que sostiene su postulación ahora.

La disputa por esas reducidas plazas se mezcla con las primeras pulseadas por las generales del 2011.

Es que los que ahora queden desairados podrían subirse, con la facilidad de siempre en el PJ, a un proyecto nuevo con mucho espacio disponible: el de la carrera hacia la Gobernación emprendido por Norberto Yauhar.

Es que El Segundo Turco Más Famoso viene sumando adeptos casi sin proponérselo de manera muy firme, simplemente mostrándose como una alternativa al post-dasnevismo, que no parece generar demasiado entusiasmo en el PJ formal.

El post-dasnevismo es conducido por un trivote conformado ahora por Pablo Das Neves, Daniel Taito y Jerónimo García.

Esa conducción tiene dos rivales de indiscutible peso específico: el desgaste lógico del paso del tiempo aunque el Gobierno hable como si hubiera nacido ayer, por una parte; y la sombra del ex-jefe del Gabinete, que se fue a los empujones y está volviendo de la misma manera, con un sorpresivo poder de convocatoria.

Comentá la nota