Miramar: Preocupación en el oficialismo por la perdida de dos bancas en Alvarado

De acuerdo a los guarismos registrados, a partir de diciembre, Patricio Hogan tendrá 7 representantes legislativos, frente a 4 de la UCR, 2 de Unión Pro y 1 de Integración Vecinal.

MIRAMAR (Corresponsal).- La enorme cantidad de obras públicas en marcha, que demás está decir una vez culminadas le darán une mejor calidad de vida a la comunidad de General Alvarado, parecen no haber sido suficientes para que el Frente para la Victoria arrasara con las elecciones el domingo en General Alvarado.

Más allá del triunfo, con más de 7.000 votos y a diferencia de otras comunas vecinas, como Lobería y Balcarce donde el revés electoral fue decepcionante, la lectura política marca que el oficialismo deberá realizar el análisis de por qué perdió dos bancas en el Honorable Concejo Deliberante.

El resultado a su favor de 3-2-2 fue tomado con una alegría mesurada, mezclada con decepción, pese a que la oposición todavía no pudo demostrar un mayor protagonismo en el Concejo Deliberante.

Aunque los números lo escalonen en la tercera posición, Unión Pro tomó como un triunfo los más de 4.800 votos obtenidos porque le permitió -siendo una fuerza novel- ingresar al cuerpo con sus primeros dos candidatos y ganar en dos localidades como Mar del Sud y Mechongué, "pago" de Eduardo "Lalo" Ramos, donde en contra partida el oficialismo quedó muy mal posicionado.

Este panorama evidencia claramente que el sector independiente, siempre definidor en las contiendas distritales, mayoritariamente volcó su voluntad popular hacia el partido que tuvo a Francisco de Narváez como vencedor en la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el radicalismo prácticamente no modificó su piso de un poco más de 5.000 guarismos con respecto a las elecciones 2007, aunque su propuesta tampoco pudo seducir a los indecisos y quienes votaban por primera vez.

Lo más llamativo es que en Comandante Nicanor Otamendi, ciudad natal de su primer candidato, Pedro Boccanera, culminó en la cuarta posición, detrás del Frente para la Victoria, la Unión Pro y el Partido Socialista.

Muchos "correligionarios" volvieron a demostrar su disconformidad con la metodología de campaña y algunos nombres por lo que se esperan nuevos aires para algún día, volver a recuperar esa popularidad que tuvo al partido centenario muchos años en el gobierno comunal.

Si bien los números oficiales serán dados a conocer las próximas horas por la Junta Electoral, algo más de 1.600 votos son los que registró el Socialismo local y sus integrantes se mostraron satisfechos.

El poco tiempo de organización y campaña les jugó una mala pasada aunque confían que con un trabajo serio, ordenado y sumando figuras jóvenes sus posibilidades electorales mejorarán en 2011.

En quinto lugar, culminó Generación para un Encuentro Nacional (Gen), fuerza política encabezada por Pablo Moro, mientras que pese a un exagerado optimismo, el ex concejal Sergio Tilaro, terminó encontrándose con una dura y cruel realidad marcada por unos 500 votos.

Por último, con escasa cantidad de sufragios, quedaron el Frente Invega Disidente MST, de Mario Castro, y Nuevo Encuentro, liderado por Claudio Ojeda.

Comentá la nota