En Miramar advierten sobre severas multas por infracciones de tránsito

La prevención sigue siendo el método principal para tratar de paliar la gran cantidad de accidentes vehiculares que se registran en todo el país, por eso desde el lunes entró en vigencia la reglamentación de la Ley Provincial de Tránsito 13927, que otorgará serias multas a quienes cometan distintos tipos de contravenciones.
Además, tal como publicó este diario. se creó el Registro Unico de Infractores, que representa el paso previo a la aplicación del sistema ?scoring?, en el cual el conductor tendrá un puntaje que irá disminuyendo a medida que no cumpla con la reglamentación específica dentro del territorio bonaerense. El mismo deberá ser consultado por los Jueces de Faltas antes de dictar sus sentencias en todo el país, y para extender una licencia o renovar la existente.

La reglamentación de esta ley establece montos que se aplicarán rigurosamente, por lo que se prevé para el caso de dar positivo un test de alcoholemia una multa entre los 960 y 3.200 pesos, según los miligramos de sustancia en sangre. En caso que el conductor se niegue a realizar este examen será sancionado con un monto que va desde los 1.600 y 3.840 pesos.

En una recorrida por la ciudad de Miramar, LA CAPITAL pudo comprobar que las infracciones, especialmente por maniobras peligrosas o mal estacionamiento son continuas, por lo que la ciudadanía deberá tomar real conciencia sobre los alcances de esta ley, no sólo por los perjuicios económicos, sino también por seguridad propia y ajena.

De igual manera, se informó que aquellos que no cuenten con seguro, serán castigados con una sanción de hasta 1.600 pesos, situación similar que vivirán quienes giren en ?U? o carezcan de la documentación pertinente (cédula verde, registro de conducir, seguro y Verificación Técnica Vehicular). También la medida se extenderá a quienes no utilicen las luces bajas en la ruta.

Uno de los temas más conflictivos en Miramar siguen siendo las motocicletas, por eso se multará en caso de que no se detecte el casco reglamentario con 360 pesos.

Los accesos a diferentes establecimientos educativos son un claro ejemplo; padres que llegan a gran velocidad, transportando más de un niño y lo más peligroso, arriesgando sus vidas. Las urgencias de horario y falta de recursos para acceder a vehículos más seguros, son las principales excusas, aunque ninguna es válida cuando se expone al límite la integridad física.

La superpoblación de este tipo de vehículos en Miramar viene siendo notoria los últimos tiempos y se observa un alto porcentaje sin patentar, ni seguro reglamentario.

Indudablemente la situación se centraliza en una cuestión cultural, ya que muchos menores ni siquiera tienen la edad legal para acceder el correspondiente carnet y sus progenitores les otorgan este tipo de vehículo, sin que hayan llegado siquiera a los 15 años.

Comentá la nota