Las miradas sobre la elección

Las miradas sobre la elección
La izquierda, los independientes y los reformistas analizan los resultados en las facultades. Las posibles alianzas
El balance de las elecciones del claustro de estudiantes de la UBA dejó visiones diferentes. Para la actual conducción de la FUBA, fue "un gran triunfo de la izquierda", por la cosecha de consejeros directivos y la continuidad de su hegemonía en siete de los trece centros estudiantiles. Los sectores reformistas, en cambio, destacaron que "se consolidó el liderazgo" en las facultades más grandes. Y la izquierda independiente se entusiasmó al destacar su "crecimiento en los consejos directivos" y "el retroceso de la derecha en general".

El presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires, Cristian Henkel (PO), consideró que los comicios desarrollados durante la semana pasada arrojaron "un gran triunfo de la izquierda, y esto no es menor cuando nos enfrentamos con un rectorado que atacó mucho al movimiento estudiantil. A pesar de esto, el voto mayoritario del estudiantado fue para la izquierda", dijo a Página/12.

La izquierda partidaria logró consolidar su supremacía en los centros estudiantiles de Filosofía y Letras, Veterinarias, Psicología y Arquitectura. Los frentes independientes de izquierda se impusieron en Ciencias Sociales, Ciencias Exactas e Ingeniería. Así, las diversas expresiones de izquierda contabilizan siete centros, uno más que los conducidos por diversas agrupaciones reformistas –radicales, socialistas y aliados–.

En ese sentido, los independientes de izquierda lograron consolidar la performance que habían realizado el año pasado al retener los centros de Ingeniería, en el caso del MLI; de Exactas, el Frente de Estudiantes Movilizados (FEM); y de Sociales, el Tren de Izquierda Independiente. Además de ganar las mayorías de consejeros en cada una de esas facultades, los independientes ganaron también en el claustro de Filosofía.

"Hubo un retroceso de la derecha en general y se continuó con el debate sobre el modelo de centro de estudiantes que venimos sosteniendo, que es diferente al que proponen los partidos de izquierda y la derecha ex morada", señaló Itaí Hagman, dirigente de la Corriente Julio Antonio Mella.

"La lectura general indica que se consolidó la representación y los centros de estudiantes del reformismo y que la izquierda partidaria está perdiendo espacio político", estimó Hernán Arce, de la socialista Nuevo Derecho (MNR). A través de expresiones diferentes, el reformismo hizo buenas elecciones en las facultades más grandes, como Derecho, Económicas y Medicina. Un dato importante para Arce fue el bajón en el caudal electoral "de las agrupaciones vinculadas al kirchnerismo, que es consecuencia de la implementación de las políticas que poco tienen que ver con los problemas de la facultad". Los sectores que simpatizan con el gobierno nacional habían realizado buenas elecciones en años pasados y se había generado cierta expectativa sobre su ingreso a los consejos directivos, pero sufrieron una retracción en los adherentes a su propuesta.

Apoyado sobre la abultada victoria de Nuevo Espacio (ex Franja más aliados), que superó el 50 por ciento de los más de 30 mil votos en Económicas, Carlos Jara afirmó que "la Mella y los independientes están ocupando el lugar del Partido Obrero. Pero no creo que haya distinción entre unos y otros, porque usan la misma metodología y la misma política".

Con los compromisos electorales cumplidos y con el mapa político más claro, los estudiantes se abocarán ahora a la conformación de alianzas para la elección de representantes en el Consejo Superior de la UBA. Henkel evaluó que "se puede conformar un frente con los espacios independientes para recuperar la mayoría estudiantil" en el órgano de cogobierno. El dirigente de La Mella coincidió con Henkel acerca de la masiva votación a los sectores de izquierda e independientes y "del nuevo escenario político que se tiene que trasladar al Consejo Superior". Pero aclaró que "todavía falta bastante, pero unidos o separados los centros de la Franja quedaron en minoría. Nosotros podemos quedarnos con la mayoría si la izquierda partidaria aporta desde sus centros de estudiantes". El presidente de la FUBA argumentó que "el proceso eleccionario dejó en evidencia la falta de democratización. Una mayoría de los 200 mil estudiantes que votaron eligieron fuerzas de izquierda y, en cambio, dos mil profesores optaron por los sectores que dominan el rectorado y representan el uno por ciento de la universidad. Ellos van a ser los que elijan al futuro rector, lo que evidencia el sistema antidemocrático que reina en la UBA".

Desde la vereda contraria, Jara especuló: "Si logramos mantener el bloque con el que llegamos a la mayoría en el Consejo Superior y sumamos a algún grupo más, es muy probable que continuemos con la mayoría. Igual, falta mucho, habrá que ver cómo se conforman los distintos bloques". El socialista Arce dijo que no creía que "el resultado en los consejos directivos se traduzca en un cambio en el Superior, porque el reformismo se consolidó".

Comentá la nota