Miradas encontradas sobre el adelanto de las elecciones

Muy disímiles fueron las opiniones que brindaron numerosos referentes de los partidos políticos de Chubut que ahora deberán preparar sus estrategias electorales para el 28 de junio y no para el cuarto domingo de octubre, después del adelantamiento que los comicios legislativos que anunció el Gobierno nacional. Ese día se pondrán en juego por Chubut dos bancas en la Cámara de Diputados y tres para el Senado de la Nación.
Tanto peronistas, radicales, provechistas y aristas expresaron su lectura política en relación al cambio de fecha para los comicios legislativos nacionales que en un primer momento estaban programados para octubre y ahora se realizarán el 28 de junio.

Para el precandidato a diputado provincial por el justicialismo, Juan Carlos Fita, la nueva fecha de los comicios “no significa un problema para aquellos que queremos participar activamente de la misma. El gobierno nacional ha explicado los motivos del cambio de fecha y ahora cada partido tendrá que intensificar su plan de proyectos e ideas de cara a las elecciones”.

“Personalmente, el cambio de fecha lo único que hace es acortar tiempos. Nosotros en el partido tenemos un plenario a mediados de abril y después, en caso de no haber consenso, tendremos que ir a las internas en mayo. Por eso digo que el cambio de fecha no es un problema”, acotó Fita.

Irma García, precandidata a senadora por la lista blanca del ARI (Afirmación para una República Igualitaria), señaló: “es una barbaridad, porque acá los que nos gobiernan creen que todo vale. No hay seriedad, no hay institucionalidad, total si algo no me conviene yo modifico el código electoral donde ya estaba definido que las elecciones eran el cuarto domingo de octubre”.

“A esta altura ya estamos acostumbrados, el peronismo ya lo ha hecho muchas veces, por ejemplo cuando salió segundo el ex presidente Néstor Kirchner y ahora lo hacen porque temen el efecto cascada, porque no hay que olvidar que Catamarca fue contundente. No me creo para nada lo de la crisis internacional”, argumentó.

Mientras tanto, para el presidente del radicalismo chubutense, Mario Cimadevilla, el adelantamiento de las elecciones “confirma una previsible derrota que el oficialismo nacional ya veía para octubre. Es grave, porque se cambian las reglas del juego cuando cada partido ya había pensado sus estrategias electorales pensando en octubre”, sostuvo.

“Acá las acciones del partido gobernante marcan un descenso notorio en la calidad de la política, siempre con un Kirchner detrás de estas operaciones. No hay dudas que todos los peronistas son iguales porque ahora están contentos Macri, Solá, De Narváez Duhalde, Das Neves y los propios Kirchner”, afirmó.

En la misma sintonía, el concejal radical Jorge Camarda dijo que tales cambios en la agenda política constituyen un “manotazo de ahogado” para resolver su permanencia en el poder y que “parece que le han dado más importancia al resultado de las elecciones en Catamarca de la que dicen”.

“Lo que quieren es complicar la vida interna de todos los partidos políticos”, sostuvo el edil radical comodorense, argumentando que para el kirchnerismo, “que elige sus candidatos en forma autoritaria”, es un tema de fácil solución, mientras que los partidos “democráticos” acatan tiempos internos dictados por sus cartas orgánicas.

A su turno el diputado provincial por el Provech (Proyección Vecinal Chubut), Ricardo Astete, indicó: “son decisiones políticas que se toman y, de acuerdo a lo que manifiesta la presidente (Cristina Fernández), parece que razones no le faltan. En realidad hacer dos elecciones en un lapso corto es un lujo y hay cosas más importantes”, analizó.

“Acá no hay que olvidar –añadió Astete– que tanto radicales como peronistas han ganado en diferentes turnos electorales, porque en política hoy se gana y mañana se pierde. La gente premia y castiga a los funcionarios que prometieron y cumplieron o no cumplieron. Si la gente está disconforme, el oficialismo puede perder tanto en octubre como en junio o pueda ganar”, resaltó.

Comentá la nota