Con la mirada puesta en los números

El gobernador alertó que la merma de la recaudación por la emergencia impactará en la obra pública, servicios y salarios.
Un día después de haber respaldado la medida, Hermes Binner tomó ayer distancia de la emergencia agropecuaria dictada por la Presidenta. Según el gobernador la prórroga de vencimientos impositivos "es una injusticia para el interior, porque son todos impuestos coparticipables y esto se va a impactar tanto en la recaudación de la provincia como de los municipios". De acuerdo a las estimaciones de la gobernación, a raíz de la decisión de Cristina Fernández este año llegarán a Santa Fe 180 millones de pesos menos de coparticipación. En ese marco el jefe de la Casa Gris advirtió sobre el impacto que tendrá en el gasto público provincial, dilatando los plazos de las obras, condicionando inversiones en salud, educación, seguridad e incluso la pauta salarial para 2009. "Va a depender de la recaudación, no se puede otorgar lo que no se tiene", sostuvo Binner para después reiterar su pedido para que la Nación suspenda por 180 días las retenciones. "Nosotros estamos dispuestos a generar todo el esfuerzo necesario, pero también necesitamos que haya un esfuerzo de la Nación", precisó el mandatario.

A pocas horas de conocerse el decreto firmado por la jefa de Estado que estableció la emergencia agropecuaria nacional, Binner saludó esa decisión. "Es una buena noticia, la estábamos esperando. Toda ayuda es bienvenida", había señalado el gobernador durante una rueda de prensa realizada en la Capital Federal. Ayer la postura del mandatario provincial fue otra, mucho más crítica.

Aunque admitió que la medida "posibilita un desahogo del sector", aclaró que al mismo tiempo es una "injusticia para el interior, porque son todos impuestos coparticipables (los que se postergan su pago) y esto se sentirá en la recaudación de la provincia como de los municipios. Estamos dispuestos a generar todo el esfuerzo necesario, pero también necesitamos que haya un esfuerzo de la Nación", afirmó para después reiterar su pedido: suspender las retenciones por 180 días

"Lo que tenemos que pensar es que la Argentina salga adelante generando producción y trabajo -continuó Binner-. El campo genera producción y trabajo y el campo es el que ha dado muchas satisfacciones a la Argentina para salir adelante. Hoy si el gobierno nacional no atiende las necesidades del campo realmente sería un error, porque está allí la gran potencialidad que tiene la Argentina para poder salir.

-Las entidades agropecuarias reclaman además un aporte económico de la Nación, ¿usted cree que el gobierno debe subsidiar al campo?

-Todo dinero que venga es poco en función de los 2000 millones de pesos que se han perdido con esta crisis. Todo lo que se aporta es insuficiente en función de esa demanda. De todas maneras, creo que hay que darle la oportunidad al campo de que vuelva a confiar en su tarea. Vamos a tener una medida de esta situación a través de Expoagro, que se va a realizar a partir del 4 de marzo, vamos a tener un termómetro de lo que significa la realidad económica y social y fundamentalmente el grado de confianza que tengan hoy los empresario para seguir produciendo.

-¿Ya tiene definida la pauta salarial para las paritarias con los docentes y el resto de los gremios de la administración pública?

-La pauta será lo que se recaude, que será un parámetro muy fiel de lo que podemos destinar, porque no se puede otorgar lo que no se tiene. Pero todavía no hay ninguna pauta a nivel nacional, así que vamos a actuar en función de reconocer el valor del trabajo y si hay posibilidades lo actualizaremos. En la Argentina cambiante que vivimos, no podemos decirles a los municipios que paguen más a sus empleados. Vamos a ver cómo lo abordamos. Esta medida del gobierno (la prórroga del pago de impuestos por la emergencia agropecuaria) tiende a la reducción de los ingresos y estos ingresos sirven para pagar la educación, los medicamentos en los hospitales, la seguridad en la cancha de Ñuls. Sale todo del mismo cuero, como dice el refrán criollo.

Comentá la nota