Con la mirada puesta en 2011, Lavagna se acerca a Solá

El ex ministro asesoró a Felipe en algunas leyes. Pero no habla del 2009.
Mientras desde su entorno afirman que Roberto Lavagna "no evalúa candidaturas para 2009", las mismas fuentes admiten que el ex ministro de Economía reforzó sus vínculos con el diputado nacional Felipe Solá. Lavagna ve con buenos ojos la construcción política encarada por el ex gobernador bonaerense desde su apartamiento del kirchnerismo, y apuesta al surgimiento de una opción para 2011, equidistante del kirchnerismo y de la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

El costo político que debió pagar Lavagna por su frustrado acercamiento a Néstor Kirchner durante el verano pasado, apenas dos meses después de enfrentar a Cristina Fernández en las presidenciales, se tradujo en un escenario de aislamiento político. Pero esta soledad no le impidió a Lavagna continuar elevando propuestas (y críticas) sobre los principales hechos políticos nacionales.

A propósito, Felipe Solá, a punto de dar un portazo al Frente para la Victoria, buscó al ex ministro para hallar asesoramiento cuando el parlamento discutió la eliminación de las AFJP. Jorge Sarghini, ex Secretario de Hacienda durante la gestión Lavagna, y diputado nacional peronista (no kirchnerista) fue el nexo de esta relación. "Al tratarse la ley que incluyó el banqueo de capitales, Solá volvió a consultar a Lavagna", confió a Clarín, Alejandro Rodríguez, uno de los pocos dirigentes peronistas que permaneció junto a Lavagna. Solá y el ex ministro realizaron la primera acción conjunta: motorizar un blog para cosechar adhesiones contra el blanqueo de capitales.

La figura del ex ministro viene sonando en las distintas especulaciones electorales para el 2009. "No evalúo candidaturas", repite Lavagna ante cada consulta. Al parecer, el ex ministro está mirando más allá. Al 2011.

Habrá que estar atento, entonces, a las reuniones que, se descuenta, podrá tener Lavagna cuando en enero se instale en su casa de Cariló. "Lavagna cree que ya hay que empezar a delinear una alternativa para el 2011. Lejos del kirchnerismo y lejos de Carrió", afirman los lavagnistas. Sobre la jefa de la Coalición Cívica, Lavagna repite que encarna "una opción conservadora". Lavagna siempre habla de una "opción centroprogresista".

El vicepresidente Julio Cobos, en distintas entrevistas, viene tirándole flores a Lavagna. "No hay nada de nada", afirman, sin rodeos, desde el lavagnismo. ¿Y el ex presidente Eduardo Duhalde, quien últimamente intensificó su actividad política? Lavagna siempre reconoce el papel jugado por el ex presidente, tras la crisis de 2001. Pero la semana pasada, en la inauguración de un hotel marplatense, coincidieron Duhalde, Carlos Ruckauf, Luis Barrionuevo y Francisco De Narváez. Esa foto no gustó nada. Para Lavagna, la "borrada" de Duhalde en 2007, "le jugó a favor a Cristina Fernández".

Felipe Solá amaga con una candidatura bonaerense para 2009 (deberá renunciar a su banca de diputado nacional) para medir fuerzas con el kirchnerismo. Pero, al igual que Lavagna, su estrategia apunta al 2011. Se sabe que en su despacho enmarcó la carta de un ciudadano que le pide que sea candidato a presidente.

Comentá la nota