La mirada de los empresarios.

Cada hombre de negocios desde su sector percibe que, aliviada la crisis internacional, la Argentina tiene chances para volver a crecer. Los empresarios difieren en las fórmulas, en especial sobre el tipo de cambio ideal y sobre las últimas medidas. Todos rescatan la convocatoria al diálogo. Opinan: Guillermo Dietrich, Claudio Belocopitt, Norberto Taranto, Rafael Vieyra, Franco Garone, Emiliano Fitá y Jose Zuccardi.
Con la fuga de capitales al mismo ritmo vertiginoso que el año pasado, de unos 2 mil millones de dólares mensuales, y la crisis mundial aún sin final a la vista, los empresarios de todos los sectores redujeron sus inversiones al mínimo indispensable y recién moverán algunas fichas cuando conozcan el rumbo que le intentará imprimir Cristina Fernández a la segunda mitad de su mandato. Para conocer sus expectativas, Crítica de la Argentina entrevistó por separado a siete ejecutivos de la industria, los servicios y el comercio. Ninguno espera una disparada del dólar ni un desplome de la actividad económica al estilo de la crisis de 2001-2002, pero algunos advierten nubarrones en el horizonte de sus negocios que podrían acelerar los despidos que ya empezaron a multiplicarse.

Los consultados son dueños o directores ejecutivos de compañías líderes en la venta y producción de autos, calzado, ropa, autopartes, medicina privada, vinos y electrónicos. Todos están ligados al consumo masivo local, y la lista incluye firmas nacionales y multinacionales.

Aunque con sus matices, la opinión común a todo el arco patronal es que los reclamos de incrementos salariales deberían moderarse mientras dure la crisis. Su posición augura un alza de la conflictividad laboral en los próximos meses, porque los sindicatos aducen que las empresas pueden pagar las subas con las altas rentabilidades que obtuvieron en los últimos años.

Otro reclamo unánime es el de rebajas o modificaciones de impuestos sectoriales. Con la caja de la AFIP castigada por varios frentes y un excedente fiscal primario que cayó un 65% en la primera mitad del año, difícilmente el Gobierno los conceda. Para peor, el conflicto con el campo por las retenciones a las exportaciones amenaza con volver a recrudecerse. También por eso se encienden alarmas en el establishment, que sintió el golpe indirecto de la pelea durante todo el año pasado.

En términos políticos, la mayoría de los entrevistados defiende la convocatoria al diálogo que hizo el Gobierno a la oposición.

Pero lo que prima es la incertidumbre sobre los resultados que tendrá. Eso explica que las opiniones sobre el futuro de la economía difieran tanto. Habrá que esperar para darles la razón a los optimistas o a los pesimistas.

"Motivar ventas con incentivos fiscales a los consumidores"

Guillermo Dietrich. Concesionaria

-¿Cuál es su perspectiva económica para lo que resta de 2009?

–Julio mostró una leve recuperación en nuestra actividad, aunque seguimos muy por debajo de los valores del año pasado. Creo que si cambia el tono político, la gente perderá temor y consumirá.

–¿Ése sería el desafío de los próximos meses? ¿El diálogo?

–Veo que el país está sólido. Hubo un cambio general después de las elecciones, el Gobierno está reviendo su posición. Y la oposición también tiene una gran responsabilidad. Hay que dejar de lado las peleas.

–¿Qué opina de los cambios en el INDEC?

–Entramos en una nueva etapa. Espero que las modificaciones funcionen.

–¿El tipo de cambio está equilibrado?

–Si comparamos la inflación y la devaluación que hubo desde 2003 hasta ahora tendría que valer alrededor de 4,80 pesos. Pero no creo que sea necesario devaluar, hay herramientas para incentivar el mercado.

–¿Cuáles?

–Se deberían eliminar los impuestos distorsivos. En nuestro sector se debería permitir que los grandes compradores de autos que los usan para trabajar (como visitadores médicos) puedan computar el IVA como crédito fiscal. También deberían existir créditos blandos.

"Pensamos aumentar la dotación de empleados"

Claudio Bbelocopitt. Swiss Medical

-¿Cómo espera que evolucione la economía en este segundo semestre?

–Veo un menor crecimiento y el Gobierno va a tener que ser cuidadoso con el manejo del gasto. En cierto modo la evolución económica depende mucho de eso. La virtud de este Gobierno es que sabe cuidar la caja. En términos políticos no creo que haya grandes saltos.

–¿Qué opina de la ronda de diálogo?

–Es un cambio importante. Era inevitable armarlo. Después del 28 de junio la oposición ganó peso y era imprescindible que los llamen.

–¿Y de las modificaciones en el INDEC?

–Hay que replantear lo índices. De todos modos creo que se demonizó un poco el tema. No creo que la inflación sea tan baja como dice el INDEC ni tan alta como se traduce de la percepción de la gente. No sé si la catástrofe es tanta, creo que todavía hay mediciones que son correctas. Pero lo más importante es que la gente le crea al INDEC y en ese sentido me parece que está bien clarificar.

–¿Cómo prevé que evolucionará el empleo en su sector?

–Nosotros ahora estamos al revés que otros rubros porque con la gripe A se modificó totalmente nuestra estructura de costos. Pensamos aumentar la cantidad de empleados.

"Más componentes nacionales en los autos que se fabrican acá"

Norberto Taranto. Autopartista

-¿Cómo ve la economía?

–Sin grandes nubarrones. Argentina está bien posicionada. Rescato el manejo que del tipo de cambio hizo el Banco Central, ya que el dólar no se disparó y la devaluación fue gradual. Eso es bueno. No quisiera estar en los zapatos de los industriales brasileños, que tuvieron saltos impresionantes del tipo de cambio.

–¿Está conforme con el tipo de cambio?

–Los productos que exportamos tienen una retención de 5%, lo que hace que finalmente vendamos con un dólar de 3,60. Perdemos competitividad.

–¿Cree que es necesario devaluar?

–No, nosotros no pedimos una devaluación sino una quita de las retenciones. Argentina es el único país que tiene retenciones a los bienes industriales. Además nuestra industria es intensiva en mano de obra y eso hace más ilógico que desalienten nuestra producción.

–El Gobierno puso en marcha un modelo productivo hace seis años, ¿no los satisface?

–Pero en nuestro sector nosotros pedimos mayor control en el porcentaje de componentes nacionales que deben tener los autos que se fabrican acá. Hoy en día no se respeta ni el 25 por ciento. Nosotros pedimos un 70% y que se controle. Pedimos que se defienda la industria nacional.

"Un dólar a $ 4,50 porque el tipo de cambio está atrasado"

Franco Garone. Boating

-La industria del calzado emplea mano de obra intensiva, ¿cuáles son las perspectivas en materia de empleo?

–Pensamos aumentar un poco. En el sector hubo despidos, lo sé porque hay gente que nos viene a pedir trabajo a nosotros.

–¿Los salarios aumentaron en el sector?

–Sí, un 10% a principio de año, y en octubre hay otra paritaria. Pero tenemos problemas para trasladar esos aumentos a precios, porque la demanda está tan sensible que, si aumentan los precios, las ventas se derrumban.

–¿Cómo cree que vendrá la macroeconomía de este segundo semestre?

–Lo peor de la crisis ya pasó. Las curtiembres comenzaron a recibir pedidos de afuera nuevamente y eso es un buen indicador.

–¿El dólar debería seguir en el valor actual?

–Está atrasado, la inflación se lo comió. Tendría que estar en 4 o 4,5 pesos. Pero tengo la expectativa de que va a ir aumentando, progresivamente.

–¿Qué opina de los cambios en el INDEC?

–Es necesario transparentar. El Gobierno entendió el mensaje de las urnas y se ve un cambio de actitud. Transparentar la inflación y los demás índices es fundamental para que los empresarios podamos proyectar bien nuestros planes de negocios y la inversión.

"El cierre de importaciones ayuda a las marcas locales"

Emiliano Fitá. Wanama

-¿Cómo cree que seguirá la economía?

–La actividad va a seguir en el mismo nivel que ahora. Veo un estancamiento en todo sentido.

–¿Por qué descarta un repunte?

–La gente está asustada. La agresividad de las liquidaciones hizo que el consumo se recuperara un poco en julio, después de un mal comienzo por la gripe A. Pero las grandes marcas nos resistimos a adelantar nuevamente las liquidaciones.

–¿Cómo cree que evolucionará el dólar?

–Teniendo en cuenta que la variación depende del humor del Banco Central, calculo que el dólar no va a subir mucho más este año. En el mundo tiende a bajar y no tiene mucho sentido que acá siga subiendo. Además, el violento cierre de importaciones de indumentaria ayuda a que las marcas locales sigan adelante en plena crisis.

–Y en medio de esta caída en las ventas, ¿qué pasará con el empleo en este rubro, que es tan intensivo en mano de obra?

–No habrá aumento de personal pero tampoco grandes recortes. Nosotros particularmente no vamos a despedir gente, porque dentro de lo negativo tenemos planes para expandirnos y vamos a necesitar trabajadores tarde o temprano.

"El segundo semestre será igual de malo que el primero"

José Zuccardi. Vinos Zuccardi

-¿Cómo percibe la actividad económica?

–La crisis y la gripe A impactaron fuertemente en el turismo y en el consumo interno. De cara al segundo semestre entiendo que el tema económico no va a cambiar mucho, seguirá siendo malo.

–A su juicio, ¿cuáles son las medidas necesarias para reanimar el consumo?

–Creo que en este momento las sensaciones anímicas de la gente están impactando fuertemente en el consumo. Además, la imagen que damos hacia fuera como país es bastante negativa. No nos olvidemos de que la Argentina también vive del turismo y en los últimos meses no ha venido mucha gente de afuera.

–¿Se refiere a actitudes del Gobierno?

–Analizando los últimos hechos pareciera que podemos hacer cualquier cosa sin obtener consecuencias negativas a cambio. Lo lamentable es que la mala imagen que damos en el exterior repercute en la caída del turismo. Y para atraer nuevamente al turismo es importante el nivel cambiario.

–¿Le parece que está bien el valor del dólar?

–No soy un especialista, pero entiendo que el dólar está equilibrado. Si hablo como exportador, es importante que esté alto para que podamos ser competitivos.

"Ojalá que mejoren los salarios, así se consume más"

Rafael Vieyra. Sony

-¿Qué expectativas tiene para este segundo semestre en materia económica?

–La preocupación del sector es que haya productos. En este momento hay un problema de abastecimiento por la traba a las importaciones. Están faltando productos, y eso hace que subamos los precios. Sin embargo, el mercado está manteniéndose bastante bien y la tendencia indica que va a crecer bastante.

–¿Qué opina de las últimas paritarias que fijaron el salario mínimo en 1.500 pesos?

–Con los últimos anuncios de aumentos de paritarias estoy de acuerdo porque todo eso va al consumo, no veo un motivo por el cual se pueda revertir la tendencia positiva hacia fin de año. Nos gustaría que la gente gane cada vez más porque así tiene más poder adquisitivo.

–Y, para un sector que importa mucho, ¿está bien el nivel cambiario?

–El dólar está bastante equilibrado en función de lo que hablan los economistas. No soy experto, pero me parece que no debería subir más porque el poder adquisitivo de la gente se depreciaría a la hora de comprar bienes importados o durables.

Comentá la nota