Minuzzi y la bajeza política en su máxima expresión

El intendente de Arauco, Gustavo Minuzzi, salió al cruce de acusaciones en su contra sobre presuntas irregularidades en la gestión y atacó verbalmente al diputado electo y ex jefe comunal, Nicolás Martínez. Lo llamó ‘homosexual reprimido’ y, por si fuera poco, agregó: ‘quiero que lo tomen textualmente. Yo no me lo estoy culeando’ a Martínez.
Lo mas bajo, ordinario e irrespetuoso de la mal tratada política riojana se escuchó este jueves en Radio Libertad, cuando el temperamental intendente de Arauco, Gustavo Minuzzi, llamó ‘homosexual reprimido’ al diputado electo y ex jefe comunal del departamento, Nicolás Martínez.

Minuzzi utilizó ese recurso de agresión verbal para responder a los cuestionamientos sobre su gestión y específicamente sobre el supuesto crecimiento de su patrimonio que le hizo Martínez, recientemente. Por esa causa, varios sectores políticos de Arauco le están pidiendo al Tribunal de Cuentas que haga una auditoría al municipio, como la hizo en Chilecito.

"No creo que el departamento esté cuestionado, lo que si hay una fuerte operación de prensa. Yo quería aclararle a todo el pueblo de La Rioja y quiero que lo tomen textualmente: yo no me lo estoy culeando al Negro (Nicolás) Martínez sexualmente", dijo Minuzzi, en declaraciones a Radio Libertad.

"Eso quiero que quede claro si es un homosexual reprimido o por ahí despechado, ya que le preocupa dónde duermo, cuál es mi casa, mi auto, si viajo. Son tipo reclamo de un homosexual reprimido o despechado", apuntó, de manera grosera.

"Yo no tengo ningún tipo de relaciones con el Negro Martínez. Es igual a una mariquita despechada. Es igual a un homosexual reprimido. No me entra en la cabeza esas actitudes", agregó.

Según Minuzzi, Martínez "le preocupa a donde vivo, si me compro un auto. Le preocupa si viajo. Eso hacen las mujeres despechadas. Lo único que falta que le preocupe es la secretaria que tengo. O sea que me haga escena de celos por la secretaria".

"Yo tengo todas las cosas en regla y no hay mejor juicio político que el 28 de junio. Fue contundente y tan legítimo el triunfo que no hay motivo ni elemento", afirmó.

"Yo no le tengo miedo a nadie ni ha nada. Es más le tengo ganas a muchas cosas más que miedo. Que le avisen que perdió la elección y no se crea el festejo ridículo a las 7 de la tarde", dijo finalmente un enfático Minuzzi.

Comentá la nota