El minuto de silencio era para la Lealtad, para la Lealtad de los diputados con el pueblo que los eligió

La de este miércoles hubiese sido una sesión condenada al olvido. Un pobrísimo temario anunciaba que habría poco que la hiciese atractiva. Un cruce entre la oficialista Ivone Ruiz de Miranda y el jefe de la bancada opositora Pedro Risma sobre si correspondía o no hacer un minuto de silencio para recordar el día de la Lealtad del Pueblo Peronista fue lo más "ríspido" del debate.
A esa misma hora, entre los periodistas comenzaba a circular la resolución Nº 52 por la que casi 60 personas -gran parte de ellos, o todos de los denominados "personal político"- lograba una recontratación hasta el 31 de mayo venidero, aún cuando sus "jefes" se vayan el 9 de diciembre próximo. El minuto de silencio era para la lealtad de los diputados con su pueblo.

El hecho que se preanunciaba como más destacado en la jornada era la asunción de la docente Maravilla Isabel "Marita" Galdeano, que asumió el cargo en el lugar dejado vacante por Amado Nemme, ambos electos por la alianza Frente para la Victoria en 2005.

Los temas tratados fueron pocos y de escasa relevancia, se nombró a Ana María Nicoletti como integrante del Jurado de Enjuiciamiento para Magistrados en reemplazo de Amado Nemme. Por mayoría se decidió girar a la Comisión de Educación, Ciencia y Técnica el expediente que solicita el relevamiento del Anfiteatro Hogar Escuela "Eva Duarte de Perón" de la ciudad de Villa Mercedes. Los oficialista "rebeldes" y la oposición querían imponer el tratamiento sobre tablas del tema, pero perdieron la votación. Se aprobó un proyecto de ley referido a Autorizar de Modo Experimental y por un plazo de 3 (tres) años a circular a los vehículos de transporte de cargas con una configuración de tipo B-doble.

Con una exposición de la diputada Ivonne Ruiz de Miranda se destacó la trascendencia política del Día de la Lealtad y se rindió un minuto de silencio en memoria del General Juan Domingo Perón. Allí hubo un pequeño cruce entre Risma y Ruiz de Miranda sobre si correspondía o no hacer un minuto de silencio.

Lo que no se percataron los diputados, es que en ese mismo momento se había "filtrado" entre los periodistas la Resolución Nº 52, mediante la cual el personal político "sobrevivía" a los mismos diputados en sus funciones, ya que le extendían el contrato por espacio de 6 meses y se quedaban hasta el 31 de mayo.

La Resolución no hace distingos entre oficialistas y opositores, ya que los "premios" cayeron para todos. Algunos de los contratados, quienes trabajan en la cobertura de las sesiones, no les conocen la cara. Son los denominados "ñoquis". Otros, más prudentes, tienen al menos la delicadeza de ir los días miércoles y hacerse ver en la barra.

El minuto de silencio era para la lealtad de los diputados para con el pueblo que los eligió, porque con esas actitudes, lo que han hecho es matarla.

El presidente de la Cámara, Julio Vallejo, debió dar explicaciones al periodismo al salir de la sesión y prometió que remedaría los "errores" de la referida resolución y que hoy daría a conocer los listados de las personas que corresponde actualizar su contrato, porque no son personal político, sino que cubren cargos administrativos.

Comentá la nota