Ex ministros critican el plan de seguridad y su aplicación local

Los funcionarios marcaron las falencias del proyecto anunciado y dudan del envío de los fondos. Soluciones.

SEGURIDAD. Los anuncios realizados en materia de Seguridad desde el Gobierno nacional siguen generando controversias entre los opositores, que dudan de la efectiva aplicación de las medidas. Aseguran, además, que no presentan acciones concretas y que esconde intenciones electoralistas.

"Los anuncios de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner son absolutamente simples y no conducentes a la solución del problema, no deja de ser un plan de compras", declaró a Ciudadano el ex ministro de Seguridad Leopoldo Orquín, de la UCR.

Este es la principal sensación entre los antiguos titulares de la cartera más conflictiva del Gobierno local, que, según los ex funcionarios, no termina de consolidar su estrategia en la lucha contra el delito. "Eso no fue una presentación de un plan, sino una foto electoral de Celso Jaque y Daniel Scioli. La lectura de esta foto es que estamos al mismo nivel que Buenos Aires en cuanto a índices de inseguridad", señaló el demócrata Juan Carlos Aguinaga, quien estuvo al frente del Ministerio de Seguridad los cuatro primeros meses de la gestión de Jaque. Y añadió: "Es grave el utilizar este tipo de anuncios con intereses electoralistas sólo para desbancar a Cobos o al resto de opositores".

En cuanto a los puntos de la propuesta nacional, los políticos aseguraron que es general y sin aportes concretos. Una de las grandes falencias que presenta el proyecto es que los $50 millones que prevé el plan no tendrán continuidad, e incluso dudan de su envío pasada la época electoral.

Por otra parte, tanto el demócrata como el radical destacaron que el problema no es incorporar efectivos, sino las funciones que se les atribuirán. "No se trata de incluir efectivos retirados, sino de retomar a los 500 mejores, no para servicios de chofer, sino para trabajar en el área de investigación y de prevención", sostuvo Aguinaga.

Causales del problema

Entre las causas del conflicto que llevó a Mendoza a figurar como una de las más inseguras del país, los opositores destacan la falta de prevención en cuanto a drogas y "el abandono del plan quinquenal, que nos llevaría a tener en este momento la cantidad de policías que están faltando", comentó Orquín.

Por otro lado, en cuanto a la solución a los crecientes índices de delincuencia –incremento que ya fue reconocido por el actual ministro Carlos Ciurca– ambos mencionaron la prevención de las adicciones. "A esto, es indispensable agregarle la construcción de casas, centros asistenciales, escuelas, y la erradicación de las villas de emergencia, otras de las materias pendientes del Gobierno", finalizó Aguinaga.

Comentá la nota