El Ministro Urbani llamó a la colaboración de la gente, para evitar una epidemia de dengue en Jujuy

Nuestro medio recogió el testimonio del Ministro de Salud de la Provincia, Víctor Urbani, quien se refirió a las acciones que se están desarrollando para la lucha contra el dengue, destacando la imperiosa necesidad de la colaboración de la gente para prevenir una epidemia durante el verano.
Afirmó que el objetivo es que no haya mosquitos Aedes Aegypti en la época de lluvias, para lo cual la población debe hacer todos los esfuerzos necesarios para evitar tener chatarra en sus hogares, o cualquier receptáculo donde pueda acumularse agua, puesto que esos son los lugares donde se cría el mosquito transmisor de la enfermedad.

Urbani señaló que "es una campaña rigurosa, que no se había hecho nunca una campaña de esta magnitud en esta época del año. Estamos trabajando cuando sabemos que todavía no hay mosquito Aedes Aegypti, y el tema básico es trabajar en forma intensa en este momento, antes que empiece la lluvia".

En este sentido, "con la primer lluvia, en las condiciones climáticas que hay hoy, van a empezar a haber mosquitos. Entonces el hecho de concienciar a la gente, de estar trabajando acá, levantando todos estos cacharros, es la forma de luchar contra el dengue: ésta es la verdadera lucha contra el dengue. La otra es mucho más aparatosa, más linda, la gente por ahí ve un camión nebulizando con insecticida y dice ‘están luchando contra el dengue’, pero ahí estamos matando mosquitos, y este trabajo es para que no haya mosquitos".

Por lo tanto, "es fundamental la colaboración de la gente, que saquen sus cacharros, es imprescindible el trabajo con los municipios, pero acá la gente tiene que entender. Estamos viendo algunos vecinos que se niegan a entregar la chatarra, porque la consideran de valor, pero, si no logramos que todo el barrio elimine la chatarra, en algún lugar va a haber mosquitos, y este es el trabajo de conciencia de la ciudadanía".

En cuanto al trabajo a realizar cuando empiecen las lluvias, "vamos a empezar a fumigar, pero no con insecticidas químicos, sino con insecticidas biológicos, que son los que actúan sobre la larva. Pero esto hay que fumigar cada 10 días y tiene un altísimo costo, así que, si no hay lugares donde haya agua estancada, no va a haber mosquitos".

En lo que hace a la enfermedad propiamente dicha, "el dengue tiene 4 variedades de virus, y hasta ahora en Jujuy tenemos virus de la variedad 1. Cuando uno tiene dengue con esta variedad, al año siguiente lo pica un mosquito con la variedad 1 y no va a hacer la enfermedad. Pero si lo pica un mosquito que tiene otra variedad de dengue, que ya están en Salta y Bolivia, va a hacer la enfermedad, pero la va a hacer con más posibilidades de complicaciones".

Es por eso que "en la medida en que nosotros no frenamos al dengue, se sigue produciendo año a año y va evolucionando, la posibilidad de que las complicaciones sean mayores y se produzcan casos mortales se va incrementando en una forma ponderable. Entonces tenemos que tratar de evitar que haya mosquitos, la lucha es contra el mosquito, ya que si no hay mosquito no hay dengue".

Continuó afirmando que "el otro tema es los tanques de agua, que no quiero perder oportunidad de decirlo: mucha gente no sabe, pero tiene el tanque de agua en el techo, sin tapa o con la tapa rota, y el tanque de agua es un lugar donde se crían mosquitos, entonces hay que tapar los tanques de agua".

Relativo de las gestiones a nivel nacional, por los recursos necesarios para afrontar esta lucha, "el Programa Nacional de Dengue se lanzó acá en Jujuy en agosto, y estamos en permanente contacto con el Ministerio de Salud de la Nación, que nos está dando muchos insumos. Nos han dando muchos elementos, y el hecho de que el dengue haya pasado a ser un problema de la nación ha ayudado Jujuy en forma sustantiva".

Respecto a la situación en la frontera, "no hay medidas fronterizas, el mosquito no conoce de fronteras y la frontera es una cuestión administrativa del ser humano. No hay fronteras para el mosquito, y el tema es no tener mosquitos: puede venir mucha gente de Bolivia acá, padeciendo la enfermedad y, si no hay mosquitos acá, no los va a picar ningún mosquito y no vamos a tener dengue".

Por último indicó que "el lugar más álgido para esto es todo el ramal, y ahí se está trabajando de esta manera".

Comentá la nota