"El ministro de Seguridad tiene todo mi respaldo para hacer lo que considere necesario"

Dice que apoyará cualquier medida que tome Carlos Stornelli para reestructurar áreas de la Bonaerense, luego del traspié de la fuerza en la resolución del secuestro del empresario.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, concedió ayer una entrevista telefónica a Clarín en la que no descartó una posible reestructuración policial en la zona de Berazategui y Quilmes, donde Leonardo Bergara fue secuestrado y liberado, y en donde cada día que pasa aparecen nuevos policías sospechados. También hizo explícito su respaldo al ministro de Seguridad.

Teniendo en cuenta que todos los sospechosos del caso trabajan en dependencias policiales de Berazategui o Quilmes, ¿va a haber una reestructuración en la departamental, las distritales y las comisarías de esa zona?

Mire, el ministro de Seguridad (Carlos Stornelli) tomará todas las decisiones que crea convenientes. Tiene todo mi respaldo para hacer lo que considere necesario.

¿Qué opina de que en este caso haya tantos policías involucrados? ¿Cree que todo haya sido parte de una interna policial?

La institución policial sabe que cuenta con todo mi respaldo, pero sabe que yo voy a ser el peor enemigo si hay miembros de la fuerza que delinquen. Nosotros tenemos un compromiso muy claro de respaldar y alentar a las buenos policías. Pero ante la duda de que haya alguno que está en algo raro se lo exonera y esperamos la decisión de la Justicia. Luchamos contra los delincuentes con el máximo rigor, pero más aún contra los policías corruptos.

¿En qué estado está la investigación del secuestro?

Yo confío en los elementos que vamos reuniendo y estamos facilitando y acercando al juez (Luis Armella) y a la fiscal (Silvia Cavallo) todos los elementos necesarios para dar con los responsables de este secuestro. No quiero suelta a una banda de estas características. Nuestro primer objetivo fue cuidar la vida de Leonardo y por eso le pedí prudencia a la Policía. Ahora, que caigan presos todos los que tienen que caer.

¿Qué lectura política hace del caso Bergara?

Yo no quiero hacer elucubraciones políticas sobre un caso tan delicado como un secuestro.

El sábado usted mencionó que se trataba de un secuestro muy extraño. ¿Por qué?

Lo raro de este caso es el tiempo que duró el secuestro, la época del año en el que ocurrió y, sobre todo, el desenlace que tuvo. Este tipo de episodio no se puede encuadrar en un caso de inseguridad. No fue una elección azarosa. Acá hubo algo más, algo muy raro.

¿Volvió a hablar con Leonardo Bergara?

Hoy (por ayer) no. Tuve una charla telefónica con él ayer (por el sábado) para saber cómo estaba. Y ahí me contó que el peor día de todos fue el último, cuando lo trasladaron a la casa de donde fue liberado. También hablé con su hermano, Gustavo, porque yo viví en carne propia el secuestro de mi hermano (José "Pepe" Scioli, actual secretario General de la Gobernación, fue secuestrado en 1977. Estuvo 20 días cautivo hasta que su padre pagó el rescate).

Comentá la nota