Un ministro de Scioli pasó por Tandil y desató una interna donde Lunghi mete la cuña entre opositores

Baldomero Alvarez de Olivera se entrevistó con Lunghi y Escudero, en el principal despacho del Municipio. Auza lo recibió en el aeropuerto, pero el titular de Desarrollo Social de la Provincia no fue a la Universidad Barrial. "Vengo con la expresa indicación del Gobernador de preservar la cuestión institucional más allá de los colores políticos", dijo al despedirse.
La visita que ayer protagonizó el nuevo ministro de Desarrollo Social, Baldomero Alvarez de Olivera, desató un nuevo capítulo de pujas entre el oficialismo, encolumnado detrás del intendente Miguel Lunghi, y la oposición, que divide aguas entre el presidente del Partido Justicialista, Raúl Escudero, y el senador del Frente para la Victoria, Néstor Auza.

Es más, ante la ausencia de anuncios concretos –sólo un subsidio para un proyecto desarrollado por el padre Raúl Troncoso- el indicador de ayer fueron las fotos y la agenda que, finalmente, incluyo al despacho del Intendente y no la Universidad Barrial que coordina el legislador y ex rector de la Unicén.

En la previa, el auzismo se apuró al anunciar que el nuevo responsable de las políticas sociales que se sumó al gabinete de Daniel Scioli este mes visitaría la Universidad Barrial en Villa Aguirre, se entrevistaría con el padre Raúl Troncoso y finalizaría su agenda sabatina en la sede que el Partido Justicialista tiene en Pinto al 800.

A la luz de los hechos, el ex intendente de Avellaneda por cuatro períodos consecutivos –uno de los barones del conurbano bonaerense- fue recibido en el aeropuerto por Auza y otros funcionarios municipales, pero luego se encerró a solas con la plana mayor del lunghismo y Escudero, que se retiró henchido del despacho palaciego.

De ahí, el funcionario se fue raudamente a una jornada educativa organizada por el padre Troncoso, le entregó un subsidio gestionado mientras aún estaba Daniel Arroyo, y de allí hacia el PJ tandilense.

La prensa informa

Por lo bajo, Escudero se encargó de dejar en claro que se enteró "por los diarios" de la visita del referente justicialista a la sede partidaria y que por eso realizó "un par de llamadas" a La Plata en las últimas 72 horas. El resultado fue lo que se vio ayer: el Intendente y la plana mayor del lunghismo por un lado con el nuevo ministro de Scioli, y el senador Auza por otro lado.

Se trata de una secuencia que recrudeció cuando el cierre de listas de Auza lo puso a Escudero en el cuarto lugar de la nómina del PJ, siguió con el resultado electoral del 28 de junio, reapareció con la entrevista del mutualista con el pediatra semanas atrás y ayer sumó un nuevo capítulo de tironeos.

"Hasta te inventaron encuestas", le indicó Lunghi a Escudero antes de la reunión, en la antesala del despacho, luego de que el mutualista le contara reproches en una reunión provincial del PJ por los ganadores de internas que quedaron afuera en junio, tal cual le sucedió a él.

"Expresa indicación de Scioli"

Tras entrevistarse con el intendente Miguel Lunghi y el presidente del PJ Raúl Escudero, el ministro de Desarrollo Social se retiró rápidamente, no sin antes dejar algunos conceptos a El Eco de Tandil.

"Vengo con la expresa indicación del gobernador Daniel Scioli de sostener la cuestión institucional más allá del color político de los intendentes", sentenció tajante, casi en el mismo tono que usa el mandatario bonaerense cada vez que visita esta ciudad.

Al respecto, se supo que el lunghismo también se anotició por los medios de la agenda que Alvarez tendría en Tandil y, tras hacer otros "llamaditos" a La Plata, se aseguró la más que obvia cita con el jefe comunal.

"Con el Intendente ahora hablamos en general y de todo, donde él me comentó de los problemas en la industria de la ciudad que está sufriendo las consecuencias de la crisis económica y que, seguramente, eso hace que aumente la exclusión o la pobreza", amplió al salir del despacho.

El ministro de Desarrollo Social destacó, además, el perfil de una ciudad motorizada "por la industria, el agro y la Universidad", tras una charla que se extendió por el término de 20 minutos.

"Encontré un Ministerio

con muchos programas"

A menos de un mes de hacerse cargo de la cartera que estaba en manos de Daniel Arroyo, indicó que "en principio debo decir que encontré un Ministerio con demasiados programas y ya estamos viendo la posibilidad de sintetizarlos en 4 o a lo sumo 6 en total".

En tal sentido, reiteró que los objetivos pasan por reducir los niveles de "pobreza y exclusión", que todavía existen en la provincia de Buenos Aires. "Se trata de una realidad que golpea al mundo con esta crisis internacional y de la que obviamente ni el país ni la provincia son ajenas", resumió.*

Comentá la nota