El ministro de Salud dijo que es un trabajador y negó que esté en crisis la atención primaria.

Ante la queja de la gente por falta de medicamentos y médicos en centros de salud, destacó que los pedidos en el loteo Nebot, "están politizados" y responsabilizó a un profesional que tiene militancia política. Culpó a los médicos de no cumplir con sus horarios porque "están en la clínica privada o en sus consultorios".
Ante la quejas de vecinos del Loteo Nebot, donde está el centro de salud Nº 15, acerca de que han concurrido a la atención médica pero que no les han provisto de medicamentos, el ministro de Salud, Sergio Saracco, dijo que "de ninguna manera" está en crisis la etapa primaria de anteción en el sistema sanitaria.

Afirmó que las quejas en ese centro de salud "están politizadas".

Destacó en diálogo con Radio de Cuyo que de inmediato, al escuchar las noticias en la radio, el Director de Centros de Salud ya partió hacia ese lugar para controlar la supuesta falta de medicamentos.

Ante los reclamos de la gente recibidos en Radio de Cuyo sobre la fatla de medicamentos y médicos, el ministro dijo que de inmediato viajaría hacia uno de los centros de salud que presentaba problemas. Cuando los periodistas insistieron en que no coincidían el testimonio de la gente con el discurso que se bajaba desde el ministerio, Saracco se enojó y reiteró que "me extraña, soy un trabajador de la salud y no hago un discurso".

Entre otros conceptos, y al referirse a la falta de médicos, el ministro señaló que muchos de ellos no cumplen con sus horarios y en vez de estar en el centro de salud "están en la clínica privada o en sus consultorios". De inmediato recibió como respuesta que, entonces, fallan los controles lo que finalmente debió admitir.

Comentá la nota