El ministro de Salud desmintió discriminación de Ocaña

El ministro de Salud desmintió discriminación de Ocaña
El virus del dengue sigue siendo la oportunidad para todo tipo de grotescos políticos. El miércoles el ministro Javier Silva había asegurado que Catamarca no recibió partidas de Nación para combatir la epidemia. Ayer Juan Carlos Ferrerya lo desmintió, dijo que si se recibieron. Collantes, irresponsablemente ya pidió la interpelación de Graciela Ocaña argumentando discriminación.
Que la epidemia de dengue que sufrimos los catamarqueños sirvió para mostrarnos claramente la peor de las caras de nuestra dirigencia política, lo sabemos perfectamente, porque lo sufrimos en carne propia. Pero ya es tiempo de alguna moderación.

El miércoles el ministro Javier Silva se despachó contra el Gobierno Nacional por una supuesta discriminación que sufriría la provincia en materia de recursos y fondos para combatir la epidemia del dengue.

El Funcionario declaró que en oportunidad de las visitas la ministra Graciela Ocaña, "la provincia le realizamos un pedido formal de fondos para combatir la epidemia del dengue. El monto solicitado ascendía a los 900 mil pesos. Ocaña nos aseguró que era un monto muy elevado y que nos enviarían 500 mil pesos en varias partes". Luego dijo que "No hemos recibido ningún tipo de partidas". Esas declaraciones se escuchan hoy en todo el territorio nacional por la gravedad que implican.

Pero ayer, es otro integrante del gabinete de Eduardo Brizuela del Moral -mejor informado debe entenderse- quien desmiente las declaraciones de Silva; nada menos que el ministro de Salud, Juan Ferreyra.

Ferreyra declaró que "la provincia recibió lo prometido, por la Ministra Graciela Ocaña, en su visita para combatir la epidemia de dengue. Esto es, 400 mil pesos de los 500 mil acordados y maquinarias pesada".

Las contradicciones están a la vista, un ministro dice una cosa, otro dice todo lo contrario; lo grave es que se está hablando de cuestiones relacionadas con la salud de la población (así puede entenderse como es que llegó nuestra provincia un virus que se quedará por mucho tiempo).

Pero más grotesco aun es la rapidez de Genaro Collantes, quien piensa mucho más en la Convención de la UCR de mañana donde se decidirá su reelección, que ya formalizó el pedido de interpelación de la ministro Ocaña por algo que según lo confirma Ferreyra, no cometió, porque efectivamente envió asistencia para combatir el virus.

Comentá la nota