El ministro salió a pelearles a los fondos buitres

Amado Boudou calificó de "bravuconada" el comunicado de un fondo buitre que pronosticó el fracaso del canje. "Vamos a estar en Italia, en Alemania, en Estados Unidos y en Japón para tratar de que todos los tenedores accedan al canje", aseveró el funcionario, enviando un mensaje optimista que contraste con la visión de los buitres.
Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo que "es imperioso que volvamos a los organismos internacionales" y que la reapertura del canje es un "paso muy importante".

El ministro respondió al comunicado que difundió el jueves el Elliot NML, en el que afirmó que "el país no tiene derecho a esperar ningún perdón y la oferta fallará". Este fondo es uno de los mayores acreedores del país, cuenta con 2.000 millones de dólares de deuda de la Argentina.

El titular de la cartera de Hacienda también adelantó, en línea con la reapertura del canje, que ya están pensando en las negociaciones con otros acreedores. "Estamos trabajando sobre alguna solución para el Club de París que sea buena para la Argentina", explicó el ministro.

Aníbal Fernández defendió la medida de Economía y recalcó su importancia para la reinserción internacional del país. "Es imperioso que volvamos a los organismos internacionales, la Argentina tenía que ir recuperando su posición en el mundo de a poco. Éste es un paso muy importante, en el sentido de que definitivamente pone a la Argentina en un lugar del que nunca tuvo que haberse ido", afirmó el jefe de ministros.

Boudou reiteró que esperan una aceptación mayor al 60%, basándose en el éxito del canje de 2005. El ministro recalcó que "el tiempo demostró que el canje anterior fue exitoso porque el precio de estos títulos empezó a subir".

Comentá la nota